El rey emérito Juan Carlos de Borbón ha tomado una decisión histórica este 3 de agosto al comunicar a su hijo Felipe VI su decisión de abandonar España. La escueta y directa carta, que no deja espacio a la interpretación, sí que abre numerosas incógnitas, una de ellas, apunta directamente a su mujer, la reina emérita Sofía de Grecia. Si Juan Carlos de Borbón ha optado por dejar Zarzuela y marcharse a un país extranjero, ¿qué ocurrirá con la reina Sofía? ¿Qué suerte correrá ella? No cabe duda de que la situación es espinosa, menos que la de su marido, que se ha visto forzado a dar este paso a consecuencia de las informaciones inquietantes que se están publicando sobre sus negocios opacos.

Artículo relacionado

En los movimientos de la casa real española no se deja nada al azar, y no es casualidad de que doña Sofía, de 81 años, se encuentra desde hace unos días en Mallorca junto a su hija, la infanta Elena, y su hermana Irene. En la isla de sus amores, ha visto cómo la carta de don Juan Carlos ha ido corriendo como la pólvora. Avanzándose a las consecuencias y repercusiones, no cabe duda de que es 'su sitio seguro' para afrontar el impacto de esta decisión histórica.

Artículo relacionado

Cuando el 19 de junio de 2014, Felipe VI fue proclamado rey, Juan Carlos de Borbón y Sofía de Grecia pasaban a tener el apellido "eméritos". Como la decisión no implica que el rey les quite el título, la reina Sofía no dejará de reina. A pesar de todo, los expertos que ya se encuentran analizando los daños colaterales (entre los que se podría encontrar ella misma), apuntan a que su rol a partir de ahora podría ser el de únicamente "madre del rey". Asimismo, su papel de representante de la casa real española no tendría por qué verse alterado y no tendrá que abandonar Zarzuela.

En cuanto a la imagen dentro de la institución, por ejemplo, en la web de Casa Real, la entrada a su biografía no tendría tampoco que varias, como sí ocurrió con los exduques de Palma, que 'desaparecieron' después de que se vieran salpicados por el caso Nóos.

Otro aspecto interesante sobre el que existen enormes dudas apunta a su unión con don Juan Carlos. Si bien es por todos conocido que ambos no comparten convivencia y ni se ven, como tantas veces ha contado Pilar Eyre en su blog de Lecturas, sí es cierto que como 'profesionales de la corona' asistían juntos a algunos actos institucionales en calidad de reyes eméritos. La marcha del rey fuera de nuestras fronteras, ¿la librará de continuar apareciendo con él puntualmente, si requirieran de su presencia cuando las aguas se hayan calmado? A medida que avancen los días, la situación de la reina Sofía se irá aclarando. Por el momento, es cuanto menos inquietante.