Están siendo unos días cargados de trabajo para la reina Letizia. Madrid se ha convertido en la sede de la celebración de la 32 Cumbre de la OTAN, un evento a nivel mundial por el que los líderes de la Alianza Atlántica se han reunido en la capital. La madre de la princesa Leonor y la infanta Sofía se ha convertido en el centro de todas las miradas y en la mejor anfitriona de las primeras damas. Doña Letizia está viviendo una semana cargada de planes: cenas de gala, visita a La Granja (Segovia) y al Museo Nacional del Prado, entre otras muchas cosas. Además, ha protagonizado momentos entrañables junto a Jill Biden. Hoy, 30 de junio, la mujer de Felipe VI ha terminado su periplo en el Teatro Real junto a Kiki Morente.

Artículo recomendado

¡Adiós estrenos! La reina Letizia, de fucsia, se despide de las primeras damas sin sorpresas

¡Adiós estrenos! La reina Letizia, de fucsia, se despide de las primeras damas sin sorpresas

Mientras en IFEMA han tenido lugar las últimas reuniones, la reina Letizia y las parejas de los líderes mundiales han disfrutado de una visita al mítico Teatro Real y han tenido la oportunidad de deleitarse con los ensayos de Nabucco de Giuseppe Verdi, que se estrenará el próximo miércoles 5 de julio.

la reina letizia

La reina Letizia y las primeras damas de la cumbre de la OTAN en el Teatro Real.

Gtres

Artículo recomendado

La reina Letizia y Jill Biden se pierden la exquisita cena del chef José Andrés organizada en el museo del Prado

La reina Letizia y Jill Biden se pierden la exquisita cena del chef José Andrés organizada en el museo del Prado

Brigitte Macron, primera dama francesa, que en el día de ayer no estuvo en las actividades programas en Segovia pero sí que se unió al resto del grupo en Madrid, no ha querido perderse por nada del mundo esta velada. Ni Linda Rama (Albania), Annik Penders (Bélgica), Juraj Rizman, primer caballero de Eslovaquia, y la mujer del secretario general de la OTAN, Ingrid Schulerud, entre otros muchos rostros conocidos. Además, de la ópera han pasado al flamenco, uno de los géneros musicales españoles más característico, y Kiki Morente se ha colado en esta cita tan especial.

El cantaor ha sacado a relucir todo su arte y ha interpretado una de las seguidillas más famosas de su padre. Y no lo ha hecho solo. La bailaora Belén López le ha acompañado ante la atenta mirada de doña Letizia y sus invitadas de excepción.

kiki morente reina letizia

Kiki Morente actúa para la reina Letizia y las primeras damas de la OTAN.

Gtres