Kate Middleton ha vuelto de las vacaciones de verano con mucha fuerza. Al menos, eso ha demostrado este martes 21 de septiembre en el Distrito de los Lagos, una zona en el noroeste de Inglaterra. Allí, la duquesa de Sussex ha vuelto a sacar a relucir su espirito aventurero y se ha atrevido con el barranquismo y la bicicleta de montaña. Una visita que, además, ha rematado con un paseo en barco.

Artículo relacionado

Kate Middleton ha protagonizado su prima cita de la mañana con los cadetes de la Real Fuerza Aérea (RAF). La duquesa de Cambridge se ha acercado a conocer su nuevo centro de entrenamiento y no ha dudado en demostrar su espirito aventurero. Lejos de esconderse, la mujer del príncipe Guillermo se ha colocado arneses de seguridad, cuerda y cascos para practicar barranquismo. Todo ello, sin perder ni un momento la sonrisa.

Kate Middleton

Kate Middleton se anima a practicar barranquismo en su último acto público

GTRES

La jornada no ha quedado ahí y, tras probar a descender barrancos, Kate Middleton tampoco ha rechazado la propuesta de dar un paseo con una bicicleta de montaña. Con un casco azul, la duquesa de Cambridge ha recorrido los caminos de la zona que sirven como entrenamiento para los cadetes de la RAF.

Un día de lo más ajetreado en el que Kate Middleton ha optado, cómo no, por ropa muy cómoda. En concreto, la duquesa de Cambridge ha elegido un look perfecto para hacer deporte: unos pantalones ajustados, una cazadora acolchada en color verde militar y sus botas de montaña de la marca francesa Sex by Chloé.

Kate Middleton

Kate Middleton, en bicicleta en su último acto público

GTRES

Tras esta primera cita, Kate Middleton ha tenido la oportunidad dar un paseo en barco con dos supervivientes del holocausto, un tema al que siempre ha estado muy vinculado pero que ha quedado eclipsado por sus fotografías haciendo deporte. Una imagen muy habitual en la duquesa de Cambridge que, sin embargo, sería impensable en la reina Letizia. Mientras que Kate Middleton siempre demuestra su amor por los deportes en sus actos públicos, la mujer de Felipe VI nunca ha protagonizado una aparición pública de este tipo.