Kate Middleton ha estado más de dos meses sin ningún acto en su agenda real. Desde que comenzara sus vacaciones de verano, la duquesa de Cambridge no había acudido a ningún compromiso. Hasta ayer. La mujer del príncipe Guillermo de Inglaterra dio el pistoletazo de salida al nuevo curso reapareciendo en la base aérea de Brize Norton, en el sur de Inglaterra, donde se reunió con algunos de los soldados que han realizado misión en Afganistán. Para la ocasión eligió un look casual compuesto por tres básicos. Unos pantalones palazzo, una blusa blanca y una blazer en color beige. Pero esta vez no ha sido su atuendo lo que más ha llamado la atención.

Artículo relacionado

Una de las cuestiones que ha marcado la reaparición de Kate Middleton ha sido la fecha que ha escogido. Desde la casa real británica no suelen dejar nada a la improvisación y todo está más que medido. Así que resulta relevante que haya puesto fin a sus vacaciones el mismo día que el príncipe Harry celebraba su 37 cumpleaños. Y no solo eso. La vuelta al trabajo de la duquesa de Cambridge también ha coincidido con la noticia de que el duque de Sussex y Meghan Markle encabezan la lista de la revista ‘Time’ sobre los cien personajes más influyentes del año.

Kate Middleton

Kate Middleton en su reaparición.

Gtres

Por si esta coincidencia no fuera suficiente, ha habido algo que también ha marcado la vuelta al trabajo de Kate Middleton. Tanto tiempo sin aparecer públicamente ha hecho que, por enésima vez, vean la luz los rumores sobre un posible embarazo. De ahí que todas las miradas hayan estado puestas en ella.Así que el regreso de la duquesa de Cambridge tras unos días familiares con la vuelta al cole de sus hijos y de la boda de su hermano James Middleton, ha sido de lo más comentado.