La duquesa de Cambridge se ha abierto en canal. Desde que comenzó el confinamiento tanto Kate Middleton como el príncipe Guillermo han mostrado su lado más cercano en las diferentes apariciones que han hecho. Han contado cómo han vivido el confinamiento junto a sus hijos y han revelado detalles sobre su día a día. Algo que Kate ha vuelto a hacer en la última videoconferencia en la que ha participado. La mujer de Guillermo de Inglaterra ha hablado con un grupo de escolares, padres y profesores y les ha hecho una confesión sobre sus meses de aislamiento con la que ha dejado claro que a ella la pandemia también le ha afectado en su día a día.

Artículo relacionado

Kate ha comenzado su discurso diciendo que es primordial prestar atención a los más pequeños, pero que es muy importante no olvidarse de uno mismo porque “todos tenemos nuestros altibajos, especialmente cuando todo cambia en nuestras vidas como ha ocurrido recientemente”. La duquesa de Cambridge ha asegurado que en estas semanas ha tenido “sentimientos diferentes, que a veces pueden ser buenos y a veces pueden ser incómodos, haciendo que nos sintamos preocupados, enfadados y molestos”. De esta forma se ha desahogado sobre los altibajos que ha sufrido durante el aislamiento.

Kate Middleton

Entre las situaciones que ha vivido con más frustración está “ser incapaz de ver a tus amigos o pasar tiempo con la familia”. Eso sí, pese a haber hecho esta confesión no ha dudado en sacar su lado positivo para lanzar un mensaje de ánimo. “Es importante saber que estos sentimientos y frustraciones son totalmente normales y no durarán para siempre”. Kate no ha querido dejar pasar la oportunidad de aconsejar a las personas con las que esa compartido la videollamada sobre cómo lograr combatir los momentos más complicados. “Aunque ayudemos a otros, no debemos olvidar tomarnos el tiempo para concentrarnos en lo que nos hace sentir felices. Jugar a nuestro juego favorito o hablar con nuestros amigos ayudan a nuestro bienestar mental”, ha sido la recomendación de Kate.