Kate Middleton y la reina Letizia han demostrado en más de una ocasión que tienen gustos muy parecidos. Dos referentes de estilo, no es de extrañar que ambas suelan coincidir en más de un ‘look’, algo que se ha vuelto a repetir este jueves 3 de febrero, en el que la duquesa de Cambridge ha cambiado el chándal con el que ayer jugaba al rugby con un estilismo que recuerda, y mucho, a otro firmado por la mujer de Felipe VI hace apenas unos días.

Artículo recomendado

Kate Middleton, como nunca veremos a la reina Letizia: ¡en chándal y jugando al rugby!

Kate Middleton, como nunca veremos a la reina Letizia: ¡en chándal y jugando al rugby!

Kate Middleton ha reaparecido este jueves acompañada por el príncipe Carlos y Camilla de Cornualles en un acto de la Fundación del Príncipe, celebrado en Londres. Además de mostrar su buena sintonía con sus suegros, la duquesa de Cambridge se ha convertido en el centro de todas las miradas gracias a un vestido de una de sus diseñadoras favoritas, Catherine Walker.

Kate Middleton Camilla Carlos

Kate Middleton protagoniza su look más Letizia con un vestido y peinado muy parecidos al de la mujer de Felipe VI en Viena

GTRES

Se trata de un diseño efecto abrigo en color gris, con un cinturón, cuello camisero en negro y silueta años 50 que ya estrenó en el año 2019 en el que fue su primer acto junto a Isabel II. Como peinado, la duquesa de Cambridge ha optado por un semirrecogido algo abultado y con una pequeña coleta de nudo en la parte posterior.

La reina Letizia en Viena

La reina Letizia con vestido de Pedro del Hierro en Viena

Casa Real

Todo para firma un look que recuerda (y mucho) al que lució la reina Letizia el pasado lunes durante su visita exprés a Viena, cuando optó por este mismo peinado y un vestido con el mismo corte que el de Kate Middleton firmado por Pedro del Hierro. En ambos casos, se tratan de modelos con largo midi, falda de vuelo y cinturón. Ambas, además, han completado su look con salones negros, aunque a diferencia de la mujer de Felipe VI, la duquesa de Cambridge sí ha llevado medias tupidas, un complemento que rara vez vemos en la consorte española.