La casa real británica está haciendo frente a sus semanas más complicadas. Desde que la reina Isabel II tuviera que cancelar toda su agenda por recomendación médica debido a un problema de salud que la obligó a pasar por el hospital, la preocupación por la monarca no ha parado de aumentar. Más después de que la soberana suspendiera su participación debido a una esguince en la celebración del Día del Armisticio, en el que se conmemora el fin de la Primera Guerra Mundial, el cual iba a suponer su gran reaparición pública.

Artículo recomendado

Kate Middleton, emocionada, con los ojos llenos de lágrimas en el Día del Armisticio

Kate Middleton, emocionada, con los ojos llenos de lágrimas en el Día del Armisticio

Unas semanas muy duras en el que los diferentes miembros de la familia real británica han intentado dar lo mejor de sí para que no se notara la ausencia de Isabel II. Entre ellos, Kate Middleton se ha convertido en el centro de todas las miradas. La mujer del príncipe Guillermo ha vuelto a demostrar una vez más que está totalmente preparada para ascender al trono en sus últimas apariciones públicas.

Kate Middleton y el príncipe Guillermo

Kate Middleton y el príncipe Guillermo en los Earthshot Award

GTRES

Sin la presencia de Isabel II, Kate Middleton se ha convertido en la auténtica protagonista de la casa real británica. La duquesa de Cambridge ha mostrado su mejor versión en los altos en los que ha participado. Desde la cumbre de clima en Glasgow al Día del Armisticio, la mujer del príncipe Guillermo ha deslumbrado no solo con su cercanía, sino también con su buen hacer en un momento crítico para el palacio de Buckingham, en el que la preocupación por el estado de salud de Isabel II no ha parado de aumentar. No obstante, con su saber hacer, Kate ha conseguido desviar la atención.

Artículo recomendado

La reina Letizia, como una más, disfruta de un viaje en autobús en su vuelta al trabajo

La reina Letizia, como una más, disfruta de un viaje en autobús en su vuelta al trabajo

Todo en un momento muy complicado para la casa real británica, en el que las voces críticas se han vuelto contra el palacio de Buckingham, a quien varios medios de comunicación ya han acusado de no contar cuál es el verdadero estado de salud de Isabel II. Por el momento, lo que está claro, es que la monarca lleva sin aparecer en público desde el 19 de octubre y que ya hay quien apunta a que podría cambiar sus planes para celebrar su jubileo.