Entre los ‘royals’ que están llevando con más cercanía el tema del confinamiento están los duques de Cambridge. Desde que comenzaron su aislamiento en su casa de Anmer Hall, en Norfolk, el príncipe Guillermo y Kate Middleton han sacado su lado más cercano. Han ofrecido entrevistas en televisión, han desvelado datos sobre su vida privada, han realizado videollamadas de lo más divertidas y han mostrado con total naturalidad algunos instantes con sus hijos. Durante estas semanas han compartido un vídeo de George, Charlotte y Louis aplaudiendo a los sanitarios y han publicado imágenes de lo más tiernas de Charlotte y Louis el día de sus respectivos cumpleaños. Ahora han vuelto a mostrar una preciosa fotografía, esta vez de sus dos hijos mayores, que tiene muchísimo significado.

Artículo relacionado

En la imagen aparecen George y Charlotte de espaldas, en un día lluvioso del pasado mes de abril, junto a su padre.Los pequeños aparecen con unas bolsas en las manos con las que estaban llevando a cabo un cometido de lo más solidario. En el momento de la fotografía los bisnietos de Isabel II entraban en una residencia de mayores para entregar comida a los ancianos más necesitados. De esta forma queda claro que sus padres les inculcan cada día lo importante que son las acciones solidarias, algo con lo que los duques de Cambridge están muy implicados. Además esta fotografía es más especial si cabe por otro detalle que cada vez vemos más en las redes sociales de la familia.

George y Charlotte

Aunque en la fotografía el que aparece con George y Charlotte es su padre, su madre estaba muy cerca de ellos. Kate Middleton es la autora de esta imagen. Una vez más la duquesa de Cambridge no dudó en llevarse su cámara de fotos a esta ocasión tan especial y se encargó de inmortalizar el momento para después compartirlo con sus seguidores. Desde hace años Kate Middleton es la encargada de captar con su cámara algunos de los momentos más señalados de la familia. Casi todas las fotografías en las que aparecen sus hijos, son tomadas por ella. De esta forma se asegura de darle un toque personal a las imágenes y además los pequeños se sienten mucho más cómodos si la que está detrás del objetivo es su madre.