A pesar de su edad, Isabel II continúa al pie del cañón como cabeza visible de la casa real británica. Tanto es así, que la reina reaparecía en público tras el funeral de su marido, el duque de Edimburgo, el pasado martes 11 de mayo para inaugurar el parlamento británico. Un acto en el que estuvo acompañada por su hijo, el príncipe Carlos, y la mujer de este, Camilla de Conrualles.

Artículo recomendado

Isabel II reaparece en público con el duque de Edimburgo muy presente gracias a un conmovedor detalle

Isabel II reaparece en público con el duque de Edimburgo muy presente gracias a un conmovedor detalle

Un día después de su reaparición, un error ha dejado a millones de personas en Reino Unido con el corazón en un vilo debido a que un periodista ha asegurado en directo que la monarca había fallecido. Un despiste del copresentador Alastair Campbell durante el programa Good Morning Britain que ha causado un gran revuelo.

Isabel II
Gtres

El periodista se encontraba hablando de la muerte del duque de Edimburgo cuando se ha confundido y ha hecho referencia a la reina por error. “Hemos hablado mucho sobre el príncipe Felipe después de la muerte de la reina”, ha asegurado en directo durante un momento del programa.

Eso sí, el periodista no ha tardado mucho en rectificar. Momentos después de asegurar que la reina se había muerto, se ha corregido a sí mismo y ha asegurado: “Creo que pude haber anunciado accidentalmente la muerte de la reina. Me refería al príncipe Felipe, por supuesto”. Tras este momento, su compañera en directo ha intentado quitarle hierro al asunto. “Creo que la gente ha entendido exactamente lo que querías decir”, ha asegurado Susanna Reid.

Artículo recomendado

Isabel II vuelve al trabajo tras el funeral con un bonito gesto de homenaje al duque de Edimburgo

Isabel II vuelve al trabajo tras el funeral con un bonito gesto de homenaje al duque de Edimburgo

Una frase que no ha pasado desapercibida para los espectadores, que no han tardado en acudir a las redes sociales para comentar lo que había ocurrido. En Twitter, se ha pasado de la incredulidad por lo que habían escuchado a la indignación, ya que hay hasta quien ha llegado a pedir la dimisión de Alastair Campbell. Y es que, errores aparte, lo que está claro es que la Reina continúa al pie del cañón.