Cuatro días antes de cumplirse un mes de la muerte de Felipe de Edimburgo, el pasado 9 de abril, Buckingham Palace ha esclarecido las causas oficiales de su muerte a través del acta de defunción. Unos motivos que no habían sido concretados hasta el momento y que ahora la Casa Real ha publicado a través del diario The Telegraph.

Artículo relacionado

Tal y como en el certificado oficial de defunción, el príncipe Felipe murió debido a su "edad avanzada", descartando así una enfermedad concreta que señalaba muy de cerca al covid-19. "Fue como si simplemente alguien le hubiera cogido de la mano y él se hubiera marchado", explicó días después de su fallecimiento la condesa Sofía de Wessex, nuera del duque de Edimburgo.

Duque de Edimburgo
Gtres

Una muerte que llegaba de manera natural a sus 99 años al "oficial de la Marina", "príncipe de Reino Unido" y "marido de Su Majestad la Reina Isabel II", como se le denomina en el acta, descartando también que el esposo de la reina Isabel II falleciera a consecuencia de un problema del corazón por el que fue ingresado y operado en un hospital de Londres semanas antes de su muerte.

Entonces pudo regresar a su residencia de Windsor totalmente recuperado, donde permaneció durante el confinamiento junto a su mujer continuando con su vida retirada desde 2017 y donde también ambos fueron vacunados contra el covid-19.