Isabel II ha recuperado una tradición culinaria que tiene mucho que ver con Andalucía, en concreto con Sevilla. La reina de Inglaterra¡Desayuna y merienda mermelada elaborada con naranjas de la capital andaluza! Desde hace años la reina de Inglaterra considera esta mermelada como uno de sus manjares. Y ahora debe estar de lo más contenta porque le han enviado una caja con una gran cantidad de esta fruta que hace tiempo que no recibía.

Artículo relacionado

Esta es una tradición que viene desde hace muchos años y en declaraciones a ‘The Times’ Manuel Hurtado, jefe de la unidad de Actividades de Patronato del Real Alcázar, se ha mostrado muy contento de haberla retomado. Hurtado no ha dudado en afirmar que los árboles de este lugar “producen las mejores naranjas”. Así que tras recolectarlas, el cónsul de Gran Bretaña en Sevilla se ha encargado de enviar a la embajada del país en Madrid un paquete que desde allí se ha enviado a Buckingham Palace.

Isabel II

No es la primera vez que desde Sevilla tienen este detallazo con la monarca británica. Además, antes de tenerlo con ella, ya había antepasados que recibieron en su residencia naranjas de este lugar, que se caracterizan por su sabor amargo e intenso. Los primeros que llevaron a cabo esta tradición fueron Alfonso XIII, el bisabuelo de Felipe VI, y su mujer Victoria Eugenia de Battenberg, la nieta de la reina Victoria de Reino Unido. Tras probar las naranjas del Real Alcázar en una de sus visitas, decidieron enviar a la familia real británica algunas de ellas para que las degustaran. Desde entonces se convirtió en costumbre.

Un fabricante de mermelada de Reino Unido decidió elaborar mermelada con estas naranjas, y vieron que se convirtió en un producto de lo más exquisito y demandado, incluso más allá de la familia real británica. Desde entonces las naranjas sevillanas cobraron mucho protagonismo en el país, una importancia que se quiere recobrar hoy con el detalle que desde el Real Alcázar han tenido con la reina de Inglaterra.