A nadie pasó inadvertido ese abrazo larguísimo con el que se despedían la princesa Leonor y la infanta Sofíaen el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. La hija mayor de los reyes Felipe y Letizia ya ha empezado su nueva aventura en el UWC Atlantic College de Gales y, en aquel momento protagonizado con su hermana, se mezclaban muchas emociones encontradas. La ilusión por la novedad de una experiencia transformadora que vivirá en solitario Leonor y el duro trago de Sofía al ser consciente de que un gesto para ellas tan cotidiano va a tardar en producirse de nuevo. La princesa vuela sola y los reyes se habrían volcado en la infanta para acompañarla en el proceso de adaptación a unas nuevas rutinas sin su referente más directo, su hermana mayor.

Artículo relacionado

Y es que Leonor y Sofía han demostrado lo unidas que están en todos los actos públicos que han protagonizado. La reina Letizia, comprensiva del terremoto emocional que se encuentra viviendo su hija menor, ha optado por modificar sus planes y concentrarse en ella. Tal como informa Semana, la infanta Sofía ha acaparado todas las atenciones de su madre, que decidía alargar unos días sus vacaciones.

Doña Letizia ha despejado totalmente su agenda hasta hoy 6 de septiembre, que presidirá los Premios Retina ECO. Cuando se apuntaba a que lo habría hecho para acompañar a la princesa Leonor durante los primeros días de adaptación en el colegio de Gales, lo cierto es que ha querido pasar más tiempo con la infanta Sofía y hacer planes juntas.

Artículo relacionado

En las pocas apariciones públicas que los reyes han compartido con sus hijas este verano, hemos podido ver entrañables gestos maternales de la reina Letizia hacia su la princesa Leonor, detalles que toman un significado especial con su marcha a Gales cada vez más próxima. Es evidente que este tiempo de más que la reina y su hija menor se han podido dedicar antes de la vuelta a sus funciones y al arranque del curso escolar ha sido muy saludable para ambas y ha estrechado más sus lazos.