A principios de marzo Iñaki Urdangarin recibió una buena noticia. El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Valladolid estimó parcialmente el recurso presentado por el marido de la infanta Cristina y que permitía que Iñaki saliera de prisión dos fines de semana al mes. En esos fines de semana el ex duque de Palma no podría viajar a Ginebra ya que uno de los requisitos era que no podía abandonar el país, pero tenía la opción de que su mujer y sus hijos viajaran hasta aquí para reunirse por él. Pero ahora ha recibido un varapalo, ya que la Audiencia de Palma ha revocado el auto tras recibir un recurso de la Fiscalía que ha dejado sin efecto el permiso que le habían concedido desde el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Valladolid.

Artículo relacionado

De esta forma el cuñado de Felipe VI ya no podrá salir dos fines de semana al mes de la prisión de Brieva. Una de las cuestiones por la que se justifica esta decisión es porque es demasiado pronto. Se tiene en cuenta que de momento el ex duque de Palma ha cumplido una cuarta parte de su condena y que en este tiempo ya ha realizado algunas salidas que de momento no se van a ampliar. Así que por ahora Iñaki se tiene que conformar con salir de la cárcel para acudir al voluntariado que realiza varias veces en semana en el Hogar Don Orione, en Madrid y para algún permiso puntual como del que disfrutó en Navidad. Algo que en estas semanas tampoco va a poder hacer debido a la crisis del coronavirus.

Iñaki Urdangarín

Desde que comenzaron las restricciones debido a esta pandemia, Instituciones Penitenciarias prohibió las salidas de las personas que se encuentran en prisión y las visitas a los internos como medida de precaución. Por tanto, Iñaki en estos días ni está acudiendo a realizar su voluntariado, ni recibe la visita de familiares, ni va a obtener ningún permiso puntual para pasar unos días fuera de la cárcel.