Cuando todo parecía que le sonreía a Iñaki Urdangarin después de lograr el permiso de semilibertad dos fines de semana al mes, un nuevo problema se crea en el horizonte. La enorme expansión del coronavirus en España ha puesto en alerta al Ministerio de Salud y ya se han tomado medidas al respecto, una serie de cambios que podrían afectar de manera negativa al marido de la infanta Cristina.

Artículo relacionado

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior, ha extremado en las últimas horas las medidas para evitar la expansión del virus dentro de las cárceles con la restricción de las visitas y la suspensión de los permisos para aquellos reclusos que tengan la enfermedad o presenten síntomas.

Esta decisión fehaciente por parte del Gobierno pondría en una situación muy complicada a Urdangarin, quien tendría prohibido recibir las visitas de su mujer, sus hijos o alguno de sus hermanos como venía haciéndolo hasta ahora,un día muy especial para él y que tal y como se ha dicho siempre le levantaba el ánimo.

Bien es cierto que el ex duque de Palma se encuentra en una situación muy peculiar ya que la única compañía que tiene en la prisión de Brieva es la de los funcionarios que trabajar allí cada día por lo que la posibilidad de contagio es muy pequeña. Sin embargo, las órdenes se han dado para todas las prisiones de nuestro país por lo que habrá que esperar para conocer si existe algún tipo de diferencia con su caso personal.

No ha sido el único miembro de la familia real que se ha visto afectado por el coronavirus, la princesa Leonor y la infanta Sofía estarán desde este miércoles en casa a causa de una medida de prevención por parte de la Comunidad de Madrid en la que se ha decidido cerrar automáticamente guarderías, colegios y universidades.