El funeral de Estado por el fallecimiento de la reina Isabel II ponía fin a los diez días de luto públicos que se han vivido en Reino Unido. Sin embargo, aún quedaba la parte más dura, triste y sin duda más privada: el entierro de la monarca. Horas después de que los eventos oficiales terminasen, los miembros de la familia real británica, solo los más cercanos a la reina Isabel II, se reunían para darle sepultura. "Esta noche se llevará a cabo un entierro privado en la Capilla Conmemorativa del Rey Jorge VI en Windsor. La reina será sepultada con su difunto esposo, el duque de Edimburgo, junto con su padre, el rey Jorge VI, su madre, la reina Isabel, la reina madre, y su hermana, la princesa Margarita", anunciaban desde palacio.

Artículo recomendado

Perlas japonesas y diamantes, el homenaje de Kate Middleton a la reina Isabel y Diana de Gales en el funeral

Perlas japonesas y diamantes, el homenaje de Kate Middleton a la reina Isabel y Diana de Gales en el funeral

"Que los vuelos de los Ángeles te canten para tu descanso". En cariñosa memoria de Su Majestad la Reina. 1926 - 2022", ha escrito la cuenta oficial de la familia real británica en Instagram para comunicar que la monarca británica ya descansa junto a sus familiares. Un texto que acompaña a una preciosa imagen que muestra a la reina Isabel II paseando por el campo, uno de sus pasatiempos preferidos.

Imagen inédita de la reina Isabel II

Imagen inédita de la reina Isabel II. 

@instagram

Para comunicar que el entierro tendría lugar la misma noche del 19 de septiembre, la cuenta oficial de Instagram de palacio rescataba del archivo real una imagen de la reina Isabel II junto al duque de Edimburgo, el rey Jorge VI, su madre, la reina Isabel, y su hermana, la princesa Margarita. Una imagen con la que rendir homenaje a los que se fueron antes que la monarca.

La reina Isabel II junto a sus padres, su hermana y su esposo

La reina Isabel II junto a sus padres, su hermana y su esposo.

@Instagram

Ahora se abre un nuevo camino royal con el rey Carlos III al frente de una institución que sigue siendo muy querida por el pueblo en Reino Unido y que está dispuesto a rendir pleitesía al nuevo rey.