La familia real británica ha vivido un día histórico. Después de 12 intensos días, el funeral de Estado en honor a Isabel II ha llegado a su fin dejando imágenes y momentos cargados de significado. Al reencuentro público entre Felipe, Letizia, Juan Carlos y Sofía después de dos años hay que sumar el nuevo acercamiento entre Kate Middleton y Meghan Markle.

Artículo recomendado

Los reyes Felipe y Letizia, el rey Juan Carlos y la reina Sofía, juntos, protagonizan la imagen más buscada

Los reyes Felipe y Letizia, el rey Juan Carlos y la reina Sofía, juntos, protagonizan la imagen más buscada

A pesar de no tratarse de un miembro en activo de la Casa Real, Meghan Markle ha ocupado el lugar que le corresponde como mujer del príncipe Harry y duquesa de Sussex. Pasadas las 11 de la mañana, Harry se unía a su padre y sus hermanos en el cortejo fúnebre que acompañaba al féretro con los restos mortales de Isabel II mientras, al mismo tiempo, su mujer hacía su aparición junto a la duquesa de Wessex en la Abadía de Westminster.

Meghan Markle esperaba paciente a las puertas del templo cuando ha llegado Kate Middleton acompañada de George y Charlotte. La duquesa de Sussex no ha pasado desapercibida para nadie. Ha hecho gala de su sofisticación con un elegante vestido con capa de color negro que completaba con una pamela de ala alta y joyería muy discreta entre los que cabe destacar los pendientes de perlas y diamantes le regaló la soberana. Por su parte, la actual princesa de Gales ha lucido su versión más sobria con un abrigo de corte evasé al que añadía un sencillo tocado con redecilla.

A diferencia de su cuñada, Kate se decantaba por un llamativo collar tipo chocker que pertenecía a Isabel II. Se trata de una imponente pieza compuesta por tres filas de perlas y un gran broche de diamantes en el centro.

Kate Middleton y meghan Markle

Kate Middleton y Meghan Markle esperan el paso del féretro de Isabel II en la Abadía de Westminster

GTRES

Artículo recomendado

George y Charlotte acompañan al príncipe Guillermo y Kate Middleton, en el funeral de la reina Isabel II

George y Charlotte acompañan al príncipe Guillermo y Kate Middleton, en el funeral de la reina Isabel II

La imagen de "unión" -al menos ante las cámaras- se ha alargado solo unos minutos mientras esperaban la llegada de sus respectivos maridos. Eso sí, en ningún momento han intercambiado gestos de afecto o simple cordialidad. Ambas se han dedicado a cumplir con el protocolo a rajatabla.

Una vez dentro, sus caminos se han separado. Mientras que Meghan ha ocupado la segunda fila al lado del príncipe Harry. Kate ha hecho lo propio como princesa de Gales en la primera fila justo al lado opuesto de Carlos III con el príncipe Guillermo y sus dos hijos mayores, quienes han acaparado buena parte del protagonismo de la velada. Tras la misa, los duques de Sussex han abandonado el lugar tras los pasos de los príncipes de Gales.

Guillermo, Kate, Harry y Meghan
GTRES

Será en solo unas horas cuando vuelvan a reencontrarse, esta vez en Windsor, para asistir a la última misa funeral en honor a la difunta reina, quien será enterrada tal y como era su deseo junto a los restos mortales de su padre, Jorge I, y su marido, el duque de Edimburgo.