Son muchos los royals europeos que durante la estación blanca aprovechan para escaparse unos días a practicar el que es el deporte de invierno por excelencia: el esquí. Precisamente hoy se conocía la operación a la que se ha tenido que someter Federico de Dinamarca tras un pequeño accidente que ha sufrido en pistas en su última visita a su mujer e hijos en Suiza.

Artículo relacionado

Con más suerte están disfrutando Haakon y Mette-Marit de Noruega su escapada a la nieve. Los príncipes han aprovechado para subir a la montaña bien equipados y abrigados, dado que la ventisca también ha sido parte de la experiencia.

Mette-Marit de Noruega
Instagram crownprincessmm

Ha sido precisamente la princesa la que ha compartido a través de su cuenta personal de Instagram unas imágenes en las que se puede ver a la pareja muy alegre y compenetrada, como viene siendo habitual en ellos. Las fotografías se acompañan de un bonito texto. "Muy feliz de poder vez diez metros en medio del viento", escribía Mette-Marit tomándose con mucho humor la tormenta, de la que daba buena cuenta en una imagen en la que posa sonriendo con el rostro salpicado por las gotas de lluvia arrastradas por el vendaval.

La pareja ha disfrutado de un largo San Valentín en el que, a juzgar por la primera imagen de Mette-Marit, no han faltado los besos ni los abrazos. Y las bonitas respuestas de sus seguidores no se han hecho esperar. "Están hecho el uno para el otro"; "Amor... es tan bueno ver tanta alegría"; e incluso las que celebraban ver a una princesa a la que cada vez es más complicado seguirle la pista debido a su enfermedad.

God jul fra alle oss i Uvdal 🎄🇳🇴❤️⛷🎥: @marius_borg

Una publicación compartida de H.K.H Mette-Marit (@crownprincessmm) el

Como viene siendo habitual, la nuera de Harald y Sonia de Noruega vuelve a compartir algunos de sus momentos familiares más especiales. La última publicación de su cuenta de Instagram, mostraba un vídeo de su hijo Marius Borg deslizándose a toda velocidad sobre la nieve. La princesa ha optado por una actitud muy positiva para hacerle frente a la fibrosis pulmonar que padece desde hace más de un año. Sin duda, la mejor posición para disfrutar de los ratitos en familia que, como ha sido el caso de este fin de semana, le dan la vida y hacen que se vea renovada de energía.