Normalmente cada acto al que acuden los miembros de la familia real británica son públicos y se convierten en uno de los temas más comentados en Reino Unido. Pero de vez en cuando Isabel II y su familia llevan a cabo alguna visita en secreto que pasa completamente desapercibida hasta que ellos quieren darle visibilidad después de un tiempo. Esto es lo que ha ocurrido con una de las últimas actividades a las que acudió el príncipe Guillermo de Inglaterra antes de las fiestas navideñas. El marido de Kate Middleton hizo algo muy especial con lo que además de mostrar su lado solidario, rindió homenaje a su madre Diana de Gales.

Artículo relacionado

El príncipe Guillermo de Inglaterra acudió hace unas semanas a The Passage, un centro benéfico. El duque de Cambridge asistió a este lugar hasta en tres ocasiones y allí hizo las funciones como un voluntario más. En este centro en el que atienden a personas sin hogar, Guillermo se puso a repartir bolsas de comida ataviado con su mascarilla y delantal. El nieto de Isabel II mostró así su lado más amable y lo hizo en secreto. Allí charló de forma muy distendida con voluntarios y personas a las que atienden desde la fundación. Ha sido en las redes sociales de esta organización donde se ha hecho público que Guillermo de Inglaterra estuvo allí. Una visita en la que además de ayudar, el nieto de la reina de Inglaterra recordó algo muy especial que tiene mucho que ver con su madre.

Esta no era la primera vez que el príncipe Guillermo visitaba The Passage. En el año 1993 acudió a este mismo lugar en compañía de su madre Diana de Gales y de su hermano el príncipe Harry de Inglaterra. De esta forma ha vuelto a demostrar que antes de fallecer, Lady Di dejó a sus hijos la lección de que tenían que ser solidarios y ellos siempre que pueden le rinden homenaje siguiendo esta parte tan importante de su legado.