Era un acto de gran trascendencia. Después de la jura de la Constitución, la princesa Leonor regresaba al Congreso de los Diputados y diputadas para acompañar a sus padres en el inicio de la legislatura. El rey Felipe, encargado de realizar el discurso ante diputados y senadores, dedicaba una sentidas palabras a su hija y agradecía el cariño de todos durante el cumpleaños de la princesa de Asturias. Pero, ¿y Letizia (51 años)? Su presencia en el día de la jura, visiblemente molesta y enfadada, dejaba paso a una reina con un rictus algo menos tenso pero igualmente serio e incómodo. ¿Qué le pasa a Letizia cada vez que pisa el Congreso?

La reina, en esta ocasión menos protagonista, aprovechaba el discurso del rey para cuchichear con su hija. Prácticamente inmutable, no perdía ocasión para ejercer el férreo control sobre la princesa al que nos tiene acostumbrados. La reina, conocedora del protocolo, se encarga de instruir a su hija sobre los procesos que ahora debe seguir. No es que la princesa, además, estuviese más relajada que su madre. Seria y algo recta, Leonor dejaba atrás la imagen divertida y sonriente que suele ofrecer en las apariciones donde le acompaña su hermana Sofia.

Los gestos serios de la reina Letizia con su hija Leonor

La reina Letizia, quiera o no, es el centro de las miradas. En un plano algo más discreto que en otras ocasiones, cediendo el paso a la princesa de Asturias en la que era su vuelta al Congreso, se convertía de nuevo en protagonista. Eran los gestos de seriedad y firmeza los que llamaban la atención. Tras el revuelo que generó el enfado que mostró durante la jura a la Constitución de su hija, Letizia no ha querido ofrecer una imagen distinta. Las miradas y las indicaciones a su hija han sido constantes.

La actitud que mantenía Leonor durante el acto tampoco quedaba fuera de los corrillos. La hija de los reyes aparecía mucho más apocada que en otras ocasiones. Y eso que esta vez su papel iba a ser muchísimo más tranquilo que durante la jura de la Constitución. Seria y algo distraída, la princesa de Asturias se recuperaba durante el tradicional saludo a los diputados y senadores tras la apertura de la legislatura. Sonriente, estrechaba e intercambiaba palabras con todos.

Letizia y Leonor
Gtres

Artículo recomendado

La reina Letizia se corona como la más elegante con capa y vestido 'sirena' con pliegues: el mix perfecto para la Navidad

Letizia

Los cambios en la vida de la heredera el trono son ya vertiginosos. Leonor se encuentra inmersa en su estricta formación militar de la que únicamente sale para cumplir con los actos institucionales. En las últimas semanas hemos podido verla en varias ocasiones, pero el silencio acerca de su día a día sigue siendo constante. ¿Cómo está llevando la formación? ¿Cómo es su posición dentro del estamento militar de la academia de Zaragoza? No sabemos nada al respecto.

Los enfados que marcaron la jura de la Constitución de Leonor

El regreso de los reyes y su hija mayor al Congreso de los diputados ha hecho que sea imposible no recordar todo lo que ocurrió durante la jura de la Constitución. Mientras la heredera se comprometía con todos los ciudadanos, su madre y sus abuelos paternos empañaban el acto más trascendental de su corta vida. Letizia se mostraba enfadada y con un rictus torcido durante toda la jornada. Tan solo en el momento de saludar a las puertas del Palacio Real parecía que volvía a ser la de antes.

Su abuela Sofía se quedaba sin poder asistir a la jura para evitar comparaciones con la ausencia del rey Juan Carlos. La reina emérita se rompía en lágrimas días antes, muy afectada por lo que estaba ocurriendo en su vida. Y el emérito, por su parte, evidenciaba su enfado por no poder ni siquiera pernoctar en Zarzuela y tener que trasladarse hasta Londres después de la celebración privada de la familia.

Artículo recomendado

La princesa Leonor asalta el joyero de su madre Letizia y se lleva dos de las piezas más carass

Leonor y Letizia

Nada en la agenda de los Reyes y de sus hijas está exento de polémica. Cada gesto, cada mirada, cada paso es escrutado al milímetro. Y de esto, pocos se salvan. Ahora toca comenzar a preparar el terreno para las Navidades, las primeras que Felipe y Letizia vivirán con sus hijas ya residiendo por su cuenta fuera de palacio. Tocan los reencuentros y vivir las fiestas de una forma distinta.

Sigue nuestro canal de Whatsapp para estar al día de la última hora de los famosos