El evento que da el pistoletazo de salida a la Navidad de la familia real británica es la comida que Isabel II organiza en Buckingham Palace unos días antes de poner rumbo a Sandringham para celebrar la Nochebuena. Este año, salvo Harry y Meghan, el resto de miembros de la familia estuvieron presentes en la tradicional comida. Ahora Mike Tindall ha desvelado algunos detalles muy curiosos sobre lo que se vive durante el almuerzo en la residencia oficial de la reina.

Artículo relacionado

El marido de Zara Tindall, una de las nietas de Isabel II, ha contado en una entrevista cómo se distribuyen para comer los setenta comensales que están invitados a la celebración. El exjugador de rugby ha contado en una entrevista que George y Charlotte de Cambridge comen en una habitación diferente a la que lo hacen los demás. Para los niños hay una estancia aparte reservada y es allí donde disfrutan de su propio menú y de juegos. Sobre cómo se distribuyen las mesas también ha desvelado con quién le tocó compartir plato. El príncipe Carlos fue uno de sus compañeros de mesa y Mike se ha mostrado encantado porque lo considera un hombre muy simpático. De hecho el heredero al trono ha confesado en más de una ocasión que Zara Tindall, la mujer de Mike, es su sobrina preferida.

Mike Tindall

Otra de las preguntas a las que ha respondido Mike es si celebran o no el amigo invisible. Ha contestado que no y ha asegurado que lo de abrir los regalos lo dejan para la noche del 24 de diciembre. Y en cuanto a la comida ha hablado de lo que comen el día de Navidad. Ha contado que como la reina Isabel II da vacaciones a casi todo el personal, el menú que se sirve es frío para que así los cocineros puedan descansar.