Apenas quedan dos días para que se celebre la tradicional Misa de Pascua, un acto que durante años reunió a todos los miembros de la familia real frente a la Catedral de Palma. Todo parece indicar que ni los Reyes ni sus hijas asistirán a esta cita religiosa en Palma de Mallorca, en su lugar será la reina Sofía quien acompañada de su hermana Irene se deje ver a las puertas del templo. ¿Es el fin de la tradición?

Artículo recomendado

La reina Letizia recibe un importantísimo reconocimiento en medio de sus vacaciones de Semana Santa

La reina Letizia recibe un importantísimo reconocimiento en medio de sus vacaciones de Semana Santa

La posible ausencia de los Reyes en Palma el próximo domingo tras los dos años de pandemia ha levantado un debate que señala de manera inevitable a doña Letizia y esa relación amor/odio que posee con Mallorca. Este jueves, en 'Sálvame' recordaban que esta tradición fue implantada por don Juan Carlos y doña Sofía hace más de 50 años. Un acto social que con el paso de los años ha ido perdiendo adeptos.

Unas palabras de don Felipe cuando fue proclamado Rey de España podrían haber sido un presagio a este inesperado (y para muchos prematuro) adiós. En uno de sus primeros discursos como monarca aseguró que con su llegada al trono habría cambios en la Casa Real con el objetivo de modernizar la institución.

Al margen de la asistencia o no de los Reyes a Palma, cabe destacar que por primera vez, don Felipe y doña Letizia harán una reaparición pública en medio de sus vacaciones de Semana Santa. El motivo no es otro que aprovechar la presencia de la princesa Leonor en Madrid para que retome sus compromisos institucionales. Tal y como ha confirmado la Casa Real, los Reyes y sus dos hijas visitarán este sábado, 16 de abril, el Centro de Atención, Acogida y Derivación de Refugiados Ucranianos ubicado en Pozuelo de Alarcón.