Uno de los cámaras que trabajó con Meghan Markle durante su época como actriz, acaba de desvelar una de las grandes manías de la mujer del príncipe Harry. Este hombre ha hablado con el medio británico ‘Daily Mail’ y ha revelado algunas de las cuestiones que le llamaron la atención de cómo era Meghan en la época en la que trabajaba en la serie ‘Suits’. Y además de contar esta sorprendente manía, ha relatado cuál era la actitud de la que un día se convertiría en duquesa de Sussex. Un testimonio que no deja del todo bien a la exactriz.

Artículo relacionado

El cámara asegura que una de las grandes manías de Meghan era que no quería que le grabaran los pies. Durante los rodajes esto era algo que la actriz recordaba las veces que fueran necesarias para que quienes estaban detrás de las cámaras lo tuvieran muy presente y no se les ocurriera enfocar sus pies si en alguna escena tenía que salir descalza. La razón por la que la mujer del príncipe Harry hacía esto se desconoce, pero hay un detalle de uno de sus viajes oficiales que puede dar la pista sobre la razón por la que Meghan no está contenta con esta zona de su cuerpo.

Meghan Markle

Durante un viaje oficial a Nueva Zelanda, Meghan Markle apareció descalza porque así lo indicaba el protocolo. En esa aparición se pudo ver que la mujer del nieto de Isabel II tiene una cicatriz que bien podría ser de una operación de juanete. A esto hay que añadir que desde la prensa británica han hecho alusión en numerosas ocasiones a lo finos que tiene los tobillos. De hecho en la mayoría de sus apariciones los tapa de alguna forma. Así que todo indica que la duquesa de Sussex encuentra en sus pies uno de sus complejos.

Meghan Markle

Esta no es la única curiosidad de la exactriz que el cámara ha revelado. Ha contado las lujosas peticiones que hacía mientras trabajaba. Según él, en su camerino siempre tenía que haber champán y flores a su gusto. Además, mantenía relación con muy poca gente.

Pese a sus manías y peticiones, este hombre que tuvo la oportunidad de trabajar con Meghan Markle, también ha alabado su trabajo. Ha asegurado que en cuanto comenzaba el rodaje de sus escenas, la duquesa de Sussex interpretaba su papel de una forma muy profesional y que sus compañeros de trabajo estaban encantados con ella en ese sentido.