¡Irreconocible! Así está James Middleton después de su último cambio de imagen. Si algo caracterizaba al hermano de Kate Middleton era su barba. Desde hacía siete años James no se afeitaba y había convertido en una de sus señas de identidad a una barba con la que transmitía ese aspecto interesante que desprende en cada una de sus apariciones. Pero ahora… ¡Ha decidido afeitarse! El hermano de la duquesa de Cambridge se ha sumado a la moda de desprenderse de su barba durante el confinamiento y ha querido compartirlo con todos sus seguidores, que se han quedado sorprendidos con el espectacular cambio que ha experimentado su rostro con solo pasar la maquinilla. Pero si hay alguien que se ha sorprendido por encima de los demás esa ha sido su novia Alizée Thevenet.

Artículo relacionado

En el vídeo que ha compartido en su perfil de Instagram, James Middleton explica a sus fans que desde hace siete años no se quita la barba, y que estaba deseando que su prometida le viera sin ella. “Alizée nunca me ha visto sin barba y pensé que había llegado el momento de que le mostrara lo que había detrás”, ha contado en el vídeo mientras se pasa la maquinilla y elimina el vello de su rostro. ¡El cambio es espectacular! Ha recibido muchos comentarios de seguidores que aseguran que tras afeitarse parece otra persona. Pero, ¿qué piensa su novia de este cambio? Tras enjabonarse y pasarse la cuchilla para repasar, James ha acudido al jardín de la casa en la que está pasando el confinamiento junto a sus padres y su pareja y le ha mostrado el resultado.

La cuñada de Kate Middleton ha reaccionado ante el cambio de imagen de su pareja de una forma muy divertida. Levantándose de la silla, riendo de forma nerviosa y sin dejar de moverse es la forma en la que Alizée ha demostrado su sorpresa ante el nuevo look de James. “Es muy raro” han sido sus primeras palabras al ver a su futuro marido. Pero por su sonrisa y al ver que terminan el vídeo juntos, podemos decir que no le ha disgustado que ahora James no luzca barba.

Novia James Middleton

Aunque la gran curiosidad de James era ver la reacción de su futura mujer, con la que ha tenido que posponer su boda debido a la crisis del coronavirus, esto no era lo que más le preocupaba de su cambio de imagen. Lo que más temía James Middleton era que si se quitaba la barba, sus perros no le reconocieran. “Lo que más me preocupa es que estos chicos no me reconozcan”, ha dicho justo antes de afeitarse, un instante en el que sus perros han estado a su lado. Con esta frase ha demostrado una vez más que para él sus perros son lo más importante.