Los príncipes Estelle y Oscar de Suecia -de siete y tres años, respectivamente-, hijos de los herederos Victoria y Daniel, están pasando unas vacaciones de Navidad de lo más animadas. Los pequeños han protagonizado diferentes actos públicos durante los últimos días, apariciones que comenzaban con los actos de Santa Lucía en los que, montados en sus ponis, daban la bienvenida a la Navidad.

Artículo relacionado

Antes de protagonizar el tradicional posado navideño, Victoria y Daniel acudían junto al pequeño Oscar para escoger el abeto con el que adornan este año el Palacio Real. Una cita que ya se ha convertido en tradición y en la que los hijos de los príncipes siempre se convierten en claros protagonistas. Junto a sus padres, el benjamín protagonizó unas instantáneas de lo más entrañables.

Casa Real Suecia
Gtres

Días más tarde, concretamente el pasado 20 de diciembre, la familia al completo asistía la iglesia de Katarina para ayudar con los remates del Belén y poner algunos villancicos frente al portal. Los dos hijos de Victoria y Daniel de Suecia estuvieron muy atentos a las explicaciones del equipo de montaje y se quedaron impresionados cuando su padre prendía la bengala que simulaba el recorrido de la estrella de Oriente hasta el pesebre. Allí mismo, Victoria de Suecia junto a su marido y sus hijos posaban para la fotografía que se ha convertido en su felicitación navideña.

Estelle de Suecia
Gtres

Y de nuevo Estelle de Suecia es captada por las cámaras, en esta ocasión sin su hermano menor, acudiendo junto a sus padres, su abuelo Olle Westling, su tía, Anna Westling Bloom y el marido de esta, Mikael Soderstrom, a un partido de hockey sobre hielo en el Monitor ERP Arena en la ciudad de Gävle. Allí la pequeña se ha deshecho en emoción y alegría y las cámaras han sido testigos de ello. Saltos, aplausos, risas y un sinfín de expresiones con las que la mini royal ha conquistado a los medios de comunicación.