La próxima generación de reinados será, sin duda, la era en la que más mujeres estén al mando. Comenzando por Victoria de Suecia, que este domingo cumplía 42 años a la espera de heredar el trono de su padre, el rey Carlos Gustavo, son cuatro más las adolescentes que se preparan para reinar en sus respectivos países: Elisabeth de Bélgica, Amalia de Holanda, Ingrid de Noruega y Leonor de España.

Artículo relacionado

Además de que serán futuras monarcas, todas ellas comparten en común varios aspectos de sus vidas. Para comenzar, siguen una formación especial en cuanto a estudios y protocolo, que se enriquece con el aprendizaje de varios idiomas y prácticas de instrumentos, música y danza. Los deportes también son de las actividades favoritas de las princesas. El hockey, el esquí, la hípica, el surf o el tenis son solo algunos de ellos.

Todas ellas ya han realizado diferentes apariciones en actos públicos, han dado discursos y han sido protagonistas de eventos y otras citas oficiales. En el caso de Elisabeth de Bélgica, la mayor de todas ellas, también ha comenzado su andadura en el extranjero, iniciándose con un viaje de ayuda humanitaria a África en el que estuvo acompañada por su madre la reina Matilde.

Además de estos aspectos, hay algo más que tienen en común, y es que sus respectivas madres no tienen vínculo real, sino que se han coronado como reinas gracias al enlace con los diferentes herederos europeos. Sus hijas, sin embargo, si han nacido dentro del lecho real y por ello llevarán una formación específica hasta su mayoría de edad.