El príncipe Carlos es uno de los royals que hasta el momento ha dado positivo en coronavirus. La semana pasada informaron desde Buckingham Palace de que el heredero al trono británico se había sometido a la prueba y que aunque sus síntomas eran leves, tenía que seguir el protocolo de estar aislado durante unos días para no tener contacto con nadie. Hoy, tan solo una semana después de comenzar la cuarentena, el hijo de Isabel II ha puesto fin a su aislamiento.

Artículo relacionado

Desde la BBC han informado de que un portavoz de Clarence House, la residencia oficial de Carlos y Camilla, ha confirmado que tras consultarlo con sus médicos, el padre de Guillermo y Harry de Inglaterra ha finalizado su aislamiento. Carlos de Inglaterra se encuentra pasando estos días junto a Camilla Parker Bowles en la residencia que tienen dentro de los terrenos del Castillo de Balmoral, en Escocia. Decidieron viajar hasta allí para pasar su confinamiento porque es un lugar en el que se sienten cómodos y relajados y será en esta casa donde pasen los próximos días. Aunque el hijo de la reina de Inglaterra ya no esté aislado en una habitación, sí que va a permanecer dentro de casa y no tiene prevista la visita a ningún lugar. Además Camilla también está tomando muchas precauciones teniendo en cuenta que aunque dio negativo en la prueba, estuvo en contacto directo con su marido.

Carlos de Inglaterra

Pese a permanecer en Balmoral, el matrimonio sigue trabajando. Incluso durante su aislamiento Carlos de Inglaterra ha estado teletrabajando y ha realizado varias videoconferencias sobre algunos de los asuntos que tenía que tratar estos días. Desde Clarence House compartieron algunas imágenes del heredero trabajando desde la habitación en la que ha permanecido hasta hoy. Un lugar desde el que también ha estado en contacto directo con su familia. Ha hablado por teléfono con sus hijos Guillermo y Harry y ha hecho videollamadas diarias con su madre Isabel II.