La lucha contra el covid-19 llegaba también hace semanas hasta las Casas Reales europeas. La mayoría de sus monarcas emitían, al inicio de la pandemia, diferentes discursos a sus ciudadanos con el objetivo de concienciar socialmente a la población y mostrar su apoyo absoluto ante la complicada situación.

Artículo relacionado

De entre todas las Familias Reales, hay tres que se han posicionado a la cabeza en esta "carrera de fondo" contra el coronavirus: los Países Bajos, Suecia y Bélgica, que han implicado al máximo sus agendas y, en muchos casos, han realizado sus reuniones y compromisos fuera de sus residencias.

Victoria de Suecia
Kungahuset

Ante las múltiples -y diversas- acciones de las reinas Máxima de Holanda o Matilde de Bélgica, así como las princesas Victoria y Sofía de Suecia, resulta inevitable sorprenderse por la monótona agenda de Letizia y comparar las diferencias de acciones entre ellas.

A pesar de que han reducido drásticamente sus salidas de Palacio, las últimas semanas se ha podido ver a estar royals en numerosas visitas realizadas in situ a hospitales, residencias, centros de innovación y otras empresas y organizaciones, en reuniones realizadas dentro del marco del covid-19.

Máxima de Holanda
Gtres

Con mascarilla y guantes, respetando las distancias de seguridad entre ciudadanos, optando por saludos orientales de inclinación en lugar de los apretones de manos... Cada una de estas royals europeas, a su manera, está aportando su granito de arena y mostrándose más cercanas e implicadas que nunca.

En el caso de Sofía de Suecia, gana por goleada al haberse unido desde la semana pasada al equipo del hospital Sophiahemmet de Estocolmo, como personal de apoyo a enfermería.

Sofía de Suecia
Gtres

Tanto dentro como fuera de sus respectivos palacios, estas reinas y princesas están demostrando un altísimo nivel de implicación que, en la mayoría de los casos, lo trasladan también a sus hijos.

Este mismo fin de semana y siguiendo los pasos de su madre, la pequeña Eléonore de Bélgica se convertía en la mini-royal más solidaria al ponerse en contacto con varios ancianos de una residencia, con los que mantenía cariñosas y entrañables charlas.

Matilde de Bélgica
Gtres

Por su parte, hemos visto a una reina Letizia muy "afincada" en su despacho, algo a lo que se sumaban sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, que permanecen confinadas desde el pasado 11 de marzo sin haber realizado ninguna aparición pública, ni siquiera en los multitudinarios y aclamados aplausos diarios dedicados al personal sanitario.

Una situación que, tal y como se informaba hace unos días, podría zanjarse con la participación de las hijas del rey Felipe en un acto virtual del Círculo de Bellas Artes de Madrid, con motivo de la celebración del Día del Libro el próximo jueves 23 de abril. Un evento digital el que la joven infanta se estrenará dando un pequeño discurso.