Con motivo de la crisis sanitaria mundial provocada por el covid-19, los príncipes Carlos Felipe y Sofía de Suecia han querido enviar su mensaje de ánimo social particular. Lo hacían esta mañana a través de su cuenta oficias de Instagram, y contando con sus hijos como protagonistas.

Artículo relacionado

Alexander y Gabriel se han convertido en el mejor apoyo para los ciudadanos suecos con una imagen que se olvida de protocolos y encorsetamientos. El hermano de Victoria de Suecia y su esposa han compartido una imagen en la que se ven las manitas de sus hijos, de 3 y 2 años, respectivamente, siguiendo las medidas sanitarias recomendadas. Uno de los pequeños se lava las manos debajo del grifo, mientras que el otro utiliza el jabón.

Alexander de Suecia
Gtres

La instantánea acompaña el cariñoso mensaje de Carlos Felipe y su esposa: "Es una situación nueva y extraña y muchos se ven afectados de una forma u otra. ¡Pensamos en todos vosotros!". Una iniciativa excelente con la que, a través de un ejemplo real, los pequeños animan a otros niños -y adultos- a lavarse frecuentemente las manos como la mejor medida de prevención contra la propagación de coronavirus.

De nuevo, los príncipes suecos muestran su lado más cercano y humilde al que nos tienen acostumbrados. Cabe recordar que Carlos Felipe y su mujer apoyan numerosas causas solidarias y se implican al máximo en los asuntos sociales que conciernen a su país.

Era la Casa Real de Suecia la primera en verse damnificada con motivo del covid-19. Era a comienzos del mes de marzo cuando el rey Carlos Gustavo se veía obligado a posponer una cena de gala que iba a celebrarse dentro de dos días en el castillo real de Estocolmo. Se trata de un banquete de cortesía o de representación ofrecido a 150 asistentes procedentes tanto de dentro de las fronteras como de otros países. "Se ha optado por esta vía por el bien de los invitados", se comunicaba desde la Corona.