Uno de los misterios que en las últimas semanas rodeaban a la familia real británica era si Charlotte de Cambridge había regresado al colegio tras el confinamiento o si permanecía en la casa de Norfolk sin acudir a la escuela. La duda surgió porque en Reino Unido las normas dicen que los alumnos de la edad de la hija mediana de Kate y Guillermo pueden acudir ya de forma voluntaria a sus escuelas mientras que los de la edad de George, el primogénito del matrimonio, deben permanecer en casa. Desde Kensington Palace, la residencia oficial de los duques de Cambridge, no querían pronunciarse al respecto. A los padres de George, Charlotte y Louis no les gusta dar detalles sobre dónde están sus hijos a diario, de ahí que prefiriesen guardar el secreto de si su hija había vuelto al Thomas’s Battersea o si por el contrario no lo había hecho. Ahora al fin se ha resuelto el misterio.

Artículo relacionado

Un experto en casa real británica ha asegurado que Charlotte de Cambridge no ha retomado sus clases de forma presencial. Los duques de Cambridge han tomado la decisión de que mientras su hijo George no tenga la opción de volver a la escuela, su hija tampoco lo hará mientras no sea obligatorio. Kate y Guillermo prefieren que los dos hermanos se incorporen al mismo tiempo a las clases, porque así será más sencillo tanto para los pequeños como para ellos. Una sencillez que para los duques de Cambridge tiene que ver con la organización de su día a día.

Charlotte de Cambridge

Si Charlotte hubiera regresado ya al colegio, esto se hubiera traducido en que la familia habría tenido que regresar a su casa de Londres y abandonar su vivienda de Norfolk. El matrimonio y sus tres hijos llevan varios meses en su vivienda de Anmer Hall, donde están felices y tranquilos. Como solo es una de los tres hermanos la que tiene la opción de volver al colegio, han preferido que no lo haga y no perder así la opción de estar alejados de la capital. De esta forma los bisnietos de Isabel II tienen la opción de seguir disfrutando juntos de uno de sus sitios preferidos. Y ya cuando las normas permitan que el primogénito regresa a las aulas, la familia retomará su rutina en Kensington Palace.