Llevan nueve años casados y, a pesar de que viven uno de sus mejores momentos como pareja y junto a sus hijos Jacques y Gabriella, la relación de Alberto y Charlene de Mónaco siempre ha estado en el punto de mira y ha sido víctima de numerosas conjeturas y suposiciones.

Artículo relacionado

Una de las peores críticas que la familia monegasca ha vivido fue días antes del enlace de los príncipes. Se cuenta que la exnadadora quido huir de Mónaco antes de la boda, pero fue detenida momentos antes de partir a Sudáfrica, su tierra natal. Otro rumor es que la princesa Charlene ha firmado un contrato a cinco años de matrimonio. Sin embargo, la fecha límite habría expirado hace mucho tiempo.

Alberto y Charlene de Mónaco
Gtres

De todas las suposiciones, son las de una persona en concreto las que más indignación causa en el Principado. Ella es nada más y nada menos que Christa Mayrhofer-Dukor, prima de Gace Kelly, quien ha hablado para la revista italiana Oggi.

La mujer no ha dudado en echar más leña al fuego asegurando a través de un comunicado que Alberto solo ama a su mujer por los hijos que esta le ha dado ya que "sin sus hijos, la descendencia de Mónaco se habría acabado", una cuestión que preocupaba enormemente al soberano.

Alberto y Charlene de Mónaco
Gtres

Pero la prima austriaca de la icónica Grace va más lejos ya que, tal y como confiesa, después de la boda, la descendencia debería haber sido la máxima prioridad, por ello la pareja decidió engendrar mellizos. Al haber aceptado todo esto, Charlene pudo ganarse el verdadero amor de su esposo, por lo que se "convirtió en una persona muy especial para él".

Sin embargo, este ataque gratuito a la princesa Charlene continúa. Christa ha confesado que la princesa es "arrogante, y no es buena persona", imposible compararla con Grace Kelly en sus papeles de princesas de Mónaco. "Ella no es fea, pero Grace era de una clase diferente. Tenía carisma, era elegante, cariñosa, fantástica, todos estaban a sus pies", confiesa su prima.

Escandalosas declaraciones ante las que, por el momento, desde el Principado no se han pronunciado.