Se trata de la cita más importante en el calendario del Principado y, como medida de seguridad por el coronavirus, los príncipes de Mónaco se han visto obligados a cancelarla. Se trata del majestuoso Baile de la Rosa, que tenía previsto celebrarse, como cada año, el próximo 21 de marzo para darle la bienvenida a la primavera.

Artículo relacionado

Fue en 1954 cuando la princesa Grace creaba esta cita internacional que reúne a personalidades y celebrities de todo el mundo en la prestigiosa Salle des Etoiles del Sporting Monte-Carlo. Tras fallecer en 1982, su hija la princesa Carolina se convirtió en la presidenta de la Fundación Princesa Grace de Mónaco, destinataria de los fondos recaudados en este tradicional Baile de la Rosa que abre las puertas a una nueva estación.

Carolina de Mónaco
Gtres

A pesar de que parecía que hasta ahora la familia Grimaldi era una de las pocas que no se habían visto afectadas por la crisis mundial de sanidad, hoy se confirmaba la cancelación del famoso y esperado baile. Ha sido la misa Carolina de Mónaco la que ha tomado la decisión de suspender el evento como medida de precaución para evitar el contagio.

Tal y como informaba la princesa, de momento se aplazará la cita hasta previo aviso, "en espera de cómo evolucione la situación". Será el primer año desde 1954, cuando se celebró por primera vez bajo la presidencia de Grace Kelly, que no coincida con el comienzo de la primavera.

Baile de la Rosa
Gtres

El Baile de la Rosa es la cita en la que la hermana mayor de Alberto de Mónaco más se implica a lo largo de todo el año. Hace unas semanas la princesa comunicaba que, tras el fallecimiento de Karl Lagerfeld, confiaría este año en Christian Louboutin como encargado de la dirección artística del evento. La temática prevista para la edición de 2020 era Bollywood, por lo que prometía ser una fiesta repleta de alegría y color.

La asistencia de la princesa Carolina con la mayor parte de su familia supone un fuerte reclamo social y para la prensa, en el que el despliegue de vestidos de alta costura es un protagonista más de la alfombra roja, por la que pasean Carlota, Pierre, Andrea y Alexandra con sus respectivas parejas. En falta se echa cada año a Charlene de Mónaco, quien no asiste desde el nacimiento de sus mellizos Jacques y Gabriella.