Su pasión por la moda la ha convertido en una auténtica it girl que, por supuesto, no se pierde ningún gran desfile en las semanas dedicadas al mundo de las tendencias textiles.

Artículo relacionado

Hablamos de Tatiana Santo Domingo, nuera de Carolina de Mónaco, fanática de la moda y con un estilo tan personal como rompedor que siempre consigue sorprender a sus seguidores. En sus últimas apariciones, esta misma semana, la hemos podido ver acompañada de su hija, India, de cuatro años, quien promete convertirse en toda una mini influencer.

De París a Nueva York, y de Nueva York a Milán, la mujer de Andrea Casiraghi ya estaba tardando en hacer sus primeras inmersiones como modelo. Siempre situada en el front row, en esta ocasión la empresaria colombiana ha dado el paso y se ha atrevido a participar en un desfile. Pero no ha sido un desfile cualquiera.

Se trataba de la nueva colección de su gran amiga, Margherita Missoni, en el que ha sido su primera aparición como directora creativa de M de Missoni, un nuevo proyecto textil que "recoge la historia de Missoni a través del tiempo, pero adaptada a nuestros días", explicaba la diseñadora en la revista ¡HOLA! de esta semana.

Tatiana Santo Domingo
Instagram venyxworld

Fuera de una pasarela al uso, la nueva era de Missoni convirtió las calles de Milán en todo un homenaje a su propia firma. Modelos, influencers, entre los que se encontraba Chiara Ferragni, o demás rostros conocidos subieron a diferentes tranvías de color rosa realizando un exclusivo show por las calles de la ciudad italiana.

Tatiana lució para la divertida y especial ocasión un vestido multicolor de manga larga y escote en pico que llevó con un bolso tejido en tonos azules, muy acorde a su estilo personal. Junto a ella estuvieron sus amigas Eugenia Niarchos y Bianca Brandolini, otro de los iconos de la moda, que derrocharon actitud para apoyar a su amiga.

El grupo de la nuera de Carolina de Mónaco no se pierde un desfile. Juntas han protagonizado infinidad de front rows desde jóvenes. Ahora, casadas y con hijos, continúan sus rutas por las semanas de la moda, una tradición que poco a poco van compartiendo con sus pequeños que, seguramente, hereden esta pasión por las últimas tendencias.