Charlene de Mónaco tiene una cita importante marcada en su calendario para dentro de muy poco. El próximo 8 de julio está previsto que asista al tradicional Baile de la Rosa. Pero antes, ha llegado una aparición que es de lo más significativa. La princesa ha hecho su primer viaje oficial en 16 meses. Un viaje que ha tenido como destino Oslo y en el que ha ido acompañada por Alberto de Mónaco y sus hijos Jacques y Gabriella. Los cuatro han posado juntos a su llegada a la exposición ‘Sailing the sea of Science” en la que Haakon de Noruega ha ejercido como anfitrión.

Artículo recomendado

Charlene de Mónaco, ante la cita favorita de Carolina a la que siempre falla: ¿acudirá esta vez?

Charlene de Mónaco, ante la cita favorita de Carolina a la que siempre falla: ¿acudirá esta vez?

Charlene de Mónaco ha dejado ver su lado más tranquilo y relajado y ha estado muy pendiente de sus hijos en todo momento. Además, ha intercambiado gestos de complicidad con su marido con los que también han intentado acallar una vez más los rumores de crisis que hay entre ellos. De esta forma, y aprovechando que la princesa ya ha retomado su vida pública, han vuelto a dejar una estampa de lo más familiar de unión y de que poco a poco todo va volviendo a su sitio. Porque esta escapada familiar a Noruega es una clara muestra de que la exnadadora ya se encuentra con fuerzas para viajar.

Charlene, Alberto y sus hijos

Charlene, Alberto y sus hijos en Noruega.

Gtres

Para la ocasión, Charlene de Mónaco ha elegido un total look negro compuesto por blazer, blusa y pantalón ancho. Un estilismo con el que ha estilizado al máximo su figura y ha lucido elegante al mismo tiempo. De esta forma ha ido comodísima para esta visita que ha hecho a la exposición de Oslo en la que ha estado súper atenta y en la que ha podido ver cómo sus hijos Jacques y Gabriella han disfrutado mucho de todo lo que han podido descubrir allí.