Solo un día después de que Carlota Casiraghi (36 años) paseara su embarazo por el front row de Chanel, Carolina de Mónaco (66 años) ha reaparecido en un acto muy especial. Junto a su hermano Alberto, ha inaugurado un estudio de ballet bautizado con su nombre en la Academia de Danza Princesa Grace, una escuela que crearon sus padres en 1975 con la intención de formar a los mejores bailarines y que hoy se ha convertido en una institución muy relevante a nivel internacional.

Artículo recomendado

Charlene de Mónaco podría obligar a su cuñada Carolina a asistir a la coronación de Carlos III

La princesa Charlene y Carolina de Mónaco

Un momento "mágico", decía Carolina de Mónaco minutos después de inaugurar el espacio. Los hijos de Rainiero y Grace Kelly han paseado por la academia y han disfrutado con la interpretación de algunos de los alumnos, gesto que seguro habrá hecho muy feliz a Carolina, quien dedicó varios años de su infancia al ballet.

Carolina y Alberto de Mónaco

Carolina y Alberto de Mónaco inauguran una sala de ballet 

Instagram @academieprincessegrace

Para la ocasión, la princesa ha recurrido a un estilismo elegante con el que se ha reafirmado en la posición de una de las mujeres con más clase y estilo del mundo. Carolina ha optado por un clásico pantalón de pinzas en color beige que ha combinado con una chaqueta de tweed con botonadura dorada firmada por Celine que presentaba un diseño más corto de lo habitual, de estilo torerita, un boom en los años 90, que estilizaba su silueta de manera inmediata.

Aunque a priori parece un look muy sencillo, los detalles lo hacen especial. La madre de Carlota Casiraghi completaba su outfit con una blusa de seda con una romántica lazada al cuello. Como complementos, un coqueto bolso en tono gris que simula la piel de serpiente, también de Celine, y unos altísimos botines de ante marrón de Louboutin.

Carolina y Alberto de Mónaco
Instagram @academieprincessegrace

Artículo recomendado

Duelo de estilo entre Carlota Casiraghi y Penélope Cruz en el desfile de Chanel en París

Carlota Casiraghi y Penélope Cruz

Carolina de Mónaco es inspiración para las mujeres de más de 60 años, una mujer que ha adaptado las tendencias a la perfección y que ha encontrado en las chaquetas de tweed un comodín con el que siempre acierta.

Carolina de Mónaco contraprograma a Charlene de Mónaco

Sin que sirva de precedente, Carolina de Mónaco y su cuñada Charlene han hecho frente a sus compromisos institucionales casi a la vez. Mientras la sudafricana presidía un almuerzo con motivo del Día Internacional de los Derechos de la Mujer, Carolina acompañaba a su hermano a la inauguración de un nuevo estudio dentro de la Academia Princesa Grace. Algo llamativo teniendo en cuenta que la sudafricana ha afrontado su acto en solitario y Carolina lo ha hecho con el apoyo incondicional de su hermano pequeño.