Los actos oficiales en los que participan las familias reales son de lo más diversos. En algunos tienen que mostrar su lado más serio y otros se prestan a que saquen su parte más amena. Esto es lo que ha hecho Carlos Felipe de Suecia en su último compromiso de trabajo.

Artículo relacionado

El hermano de Victoria y Magdalena de Suecia ha ejercido como miembro del jurado de un concurso de cocina celebrado en Estocolmo, un evento en el que se lo ha pasado en grande.

Lo han presentado como si de una gran estrella se tratase y ha hecho una entrada triunfal al lugar en el que se celebraba el certamen culinario.

Carlos Felipe se ha implicado al máximo en su labor. Ha probado cada una de las elaboraciones que le ponían por delante y ha anotado todo lo que opinaba de cada plato para después hacer su valoración final. Algunos le han gustado más y otros menos, pero ha destacado el gran trabajo de todos los cocineros.

El marido de Sofía de Suecia ha compartido mesa con chefs suecos de lo más prestigiosos como Stefan Karlsson. Carlos Felipe no ha dudado en hacerse selfies con ellos cuando se lo han pedido.

Esta imagen dista mucho de la que ofreció a principios de semana cuando acudió junto a toda su familia a un evento mucho más serio. En esta ocasión Carlos Felipe sí que estuvo acompañado de su mujer, la gran ausente del concurso gastronómico.