Beatriz de York se encuentra en plenos preparativos de su boda con Edoardo Mapelli. Tras desvelarse que contraerá matrimonio con el multimillonario italiano el próximo 29 de mayo, todo va viento en popa para que ese día salga todo a la perfección. Si algo va a caracterizar el enlace de la hija del príncipe Andrés y Sarah Ferguson es que va a ser muy diferente a las últimas bodas celebradas en la familia.Se va a celebrar de forma mucho más íntima, de momento ninguna cadena de televisión está dispuesta a retransmitirla y no será financiada con dinero público.

Artículo relacionado

Pero hay un detalle que sí va a ser exactamente igual que en los enlaces que han celebrado los Windsor desde hace cien años hasta hoy. Y ese detalle tan especial está en las alianzas que se van a intercambiar los protagonistas del gran día. Los anillos de boda de Beatriz de York y Edoardo Mapelli estarán elaborados con oro galés. Se trata de un material que se extrae de la mina de oro de Clogau, ubicada en una ciudad al norte de Gales. Aunque la mina actualmente no se encuentra en funcionamiento, cuando hay una boda en la familia de Isabel II hacen una excepción y extraen el oro para posteriormente hacer los anillos.

Beatriz de York y Edoardo Mapelli

Los primeros en llevar anillos hechos con este material fueron los padres de Isabel II hace cien años. Desde ese momento la norma fue que todos los herederos al trono llevaran alianzas de este oro. Así lo hicieron Isabel II y el duque de Edimburgo, el príncipe Carlos y Lady Di y el príncipe Guillermo y Kate Middleton. Y aunque la norma no les obligaba, tanto el príncipe Harry y Meghan Markle como Eugenia de York y Jack Brooksbank también se decantaron por unos anillos similares para continuar con la tradición familiar.