El misterio sobre el lugar en el que están pasando sus vacaciones de Navidad los duques de Sussex quedó desvelado hace unos días. La isla de Vancouver ha sido el lugar elegido por Harry y Meghan para disfrutar de estas semanas de descanso junto al pequeño Archie y junto a Doria Ragland, la madre de ella. Pero había algo que hasta el momento se desconocía, y era cómo era la casa en la que está pasando el matrimonio sus primeras fiestas navideñas como papás. Ahora hay imágenes que dejan ver la vivienda en la que están disfrutando de los días previos a su regreso a Londres.

Artículo relacionado

Como era de esperar la casa es impresionante. Se trata de una vivienda situada en plena naturaleza y muy característica del lugar. De inspiración campestre, de dos plantas y de gran tamaño, Harry y Meghan han elegido un sitio en el que la naturaleza cobra protagonismo. Además a la casa no le falta detalle y la decoración navideña está muy presente. Los árboles del jardín que da entrada a la vivienda y el tejado están decorados con luces típicas de esta época del año.

Casa Harry y Meghan Navidad

Y si algo queda claro a ver las fotografías de la casa es que lo que buscaban Harry y Meghan para pasar la Navidad era tranquilidad. Por un lado porque está ubicada en medio del campo, algo que les permite practicar actividades como el running o el senderismo con las que despejarse del estrés del día a día. Y por otro porque como se puede ver, no hay muchas más viviendas alrededor. De esta forma el matrimonio se asegura encontrar la privacidad que tanto anhelan durante el año y que tanto deseaban. El hecho de estar cansados de la constante exposición pública ha sido uno de los motivos por los que decidieron retirarse durante seis semanas, y en esta casa están logrando su objetivo de desconectar.

Casa Harry y Meghan Navidad 2