La reina Isabel II de Inglaterra ha dado su consentimiento para algo impensable hasta ahora, que una de sus empleadas más cercanas, su estilista Angela Kelly, escriba un libro con anécdotas sobre tu trabajo juntas. Kelly lleva 25 años trabajando a su lado y durante todo ese tiempo se ha convertido en una de las personas en las que más confía la monarca. Por eso, no ha dudado en autorizarla para que revele algunas de las intimidades de su guardarropa y ya de paso de su vida privada. El libro, que se titula "La otra cara de la moneda", verá la luz el 29 de octubre y ya estamos deseando leerlo.

Artículo relacionado

Isabel II ha hecho algo que no había hecho nunca: dar su autorización para que se publique un libro con anécdotas personales suyas. Pero es que, quien lo ha escrito es una de sus personas de mayor confianza, su estilista desde hace 25 años, Angela Kelly. Se conocieron en 1992 cuando la reina visitó la casa del embajador británico en Alemania en la que la mujer trabajaba como ama de llaves. Isabel supo que Kelly quería volver a Inglaterra un año después y le ofreció un puesto como ayudante de vestuario.

Algo debió ver en ella ya entonces porque la confianza ha sido una constante en su relación. En 2002, incluso, la reina la nombró Ayudante Personal, Asesora y Comisaria de Joyería, Insignias y Vestuario, un puesto que creó exclusivamente para ella y que la ha llevado a manejar toda la ropa, joyas y complementos que ha llevado desde entonces. En 2012 le concedió la Real Orden Victoriana, máxima distinción en el Reino Unido por sus servicios. Con todo este historial no es de extrañar que Isabel haya vuelto a confiar en ella permitiéndole publicar el libro.