Inevitablemente, los acontecimientos sucedidos en últimos meses han marcado la vida de Irene Urdangarin. La separación de unos padres nunca es plato de buen gusto y ella ha tenido que ver cómo su padre ha rehecho su vida con Ainhoa Armentia y cómo esto ha llevado al fin del matrimonio con la infanta Cristina. Irene, la hija pequeña del exmatrimonio, vive en Suiza con su madre. Así que es una de las hijas que más de cerca ha vivido lo sucedido. Pero por el estilo de vida que lleva, la joven es una chica súper independiente que hace su vida más allá de los acontecimientos familiares.

Artículo recomendado

Pablo, Juan, Miguel e Irene Urdangarin están muy unidos: así es su verdadera relación

Pablo, Juan, Miguel e Irene Urdangarin están muy unidos: así es su verdadera relación

Irene Urdangarin, de 16 años, lleva una vida muy ajetreada y propia de una joven de su edad. Tal y como cuentan desde ‘Vanitatis’, el día a día de la hija pequeña de Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina consiste en ir a clase y hacer planes en los que están muy presentes sus aficiones. Quedar con sus amigas para disfrutar de algún brunch, jugar al tenis o estar al tanto de las últimas tendencias del mundo de la moda son algunas de las cuestiones que más le gustan. Es aquí donde antes compartía momentos con su madre yendo juntas de compras, pero es algo que cada vez hace más sola o con sus amigas.

Irene Urdangarin y la infanta Cristina
Gtres

Además, a Irene Urdangarin le encanta viajar siempre que su agenda se lo permite. Con sus amigas suele ir a esquiar a Los Alpes, y también viaja siempre que puede a Barcelona o Vitoria. Algo que hace en solitario y sin la compañía de sus padres, demostrando esa independencia que a sus 16 años le caracteriza. Eso sí, pese a ser muy independiente, también es muy familiar. Además de con sus padres y sus hermanos, ahora se sabe que mantienen buena relación con su prima Carlota Gui, que acaba de ser mamá. Tal y como cuentan desde el citado medio, ambas mantienen una relación muy estrecha y ahora que Carlota es mamá Irene ejerce de ‘tía’ orgullosa.