Las hermanas Campos son una piña. Aunque puedan tener opiniones contrarias y pensamientos distintos, a la hora de la verdad están siempre unidas. Y lo mismo pasa tanto con su madre, María Teresa Campos, como con sus respectivos hijos. Pero, ¿siempre ha sido así? ¿Ha sido siempre buena la relación entre Carmen Borrego y Terelu? La pequeña de las Campos se ha querido confesar y ha desvelado que cuando era adolescente no les puso las cosas fáciles a sus padres...

Artículo recomendado

Terelu Campos, su desgarradora confesión sobre su padre: "Me empeñé en verlo muerto"

Terelu Campos, su desgarradora confesión sobre su padre: "Me empeñé en verlo muerto"

¿Quién no ha tenido una época algo rebelde donde todo lo que dicen los padres te parece mal? Incluso con alguien tan moderno en casa como María Teresa Campos, estas cosas pasan igual. Cuando Carmen y Terelu eran más jovencitas, sus respectivos caracteres ya sonaban con fuerza. Mientras la hermana mayor era la sensata y buena, Carmen era la que siempre lograba salirse con la suya. Eso mismo ha querido contar la colaboradora de 'Viva la vida'.

Carmen se arrepiente, ahora que es madre, de las perrerías que les hizo a los suyos. “Solo por fastidiar”, explicaba la colaboradora. “He llegado a estar en el portal de casa a ls 9 y no subir hasta las 9 y media por fastidiar”. Ahí donde la vemos ahora, Carmen era toda una rebelde. “Era muy mala, me arrepiento de haber hecho sufrir a mi padre”.

Un duro golpe con el que maduraron

El fallecimiento de su padre hizo que Carmen y Terelu madurasen de golpe. Nadie está preparado para algo así pero menos cuando todavía se es muy joven. “Cuando un padre muere en estas circunstancias, maduras a pasos agigantados”, explicaba Terelu en su intervención en 'Viva la vida'. Las hermanas hicieron piña tanto para soportar el dolor de la pérdida como para intentar que su madre no se viniese abajo. Ese puntal que ha mantenido a la familia unida era, sin duda, más necesario que nunca.