Carmen Borrego está haciendo frente a uno de los momentos más complicados de su vida. Tal y como adelantó en exclusiva Lecturas, la hija menor de María Teresa Campos ha dado positivo en coronavirus. Muy decaída y físicamente muy afectada por la dureza del virus, la colaboradora de televisión se encuentra aislada en una habitación de su casa a la espera de recibir, por fin, el alta médica.

Artículo relacionado

Nada más sufrir los primeros síntomas, la colaboradora de televisión tomó las medidas de seguridad pertinentes, consciente de que podría haber contraído la enfermedad. Posteriormente, un primer test confirmó un diagnostico que para ella fue muy difícil de asimilar debido a que la evolución incierta del virus preocupaba mucho a Carmen.

Portada Carmen Borrego

A pesar de haber sufrido fuerte dolores musculares y una gastroenteritis aguda, Carmen ha explicado que esto no ha sido lo más duro de la enfermedad. Para la hija de María Teresa Campos fue un auténtico mazazo tener que contarle a su madre el diagnóstico de los médicos. Un momento muy complicado en el que intentó en todo momento tranquilizar a la veterana periodista.

En concreto, lo que peor ha llevado Carmen ha sido tener que contar a su madre que había contraído el famoso virus. La colaboradora de televisión quería por todos los medios evitar esa preocupación a su madre. Además, no poder verla también ha sido muy duro para ella. Además, Borrego también ha explicado en exclusiva a Lecturas que no lleva nada bien no poder convivir con ella y mirarla en estos días de tristeza en incertidumbre.

Artículo relacionado

Cabe recordar que María Teresa Campos está pasando este confinamiento totalmente aislada junto a Terelu Campos. Aunque en un principio estuvo unos días junto a Carmen en su casa, finalmente todas llevaron a la conclusión que era que se recluyera junto a su hija mayor, quien estaba completamente sola en su vivienda. Una decisión que ahora está pasando mucha factura a Borrego, quien echa mucho de menos a su madre en estos duros momentos.