A penas le quedan dos semanas para salir de cuentas y Carla Barber no puede esperar más para tener en brazos a su primer hijo. La canaria ha llevado un embarazo inmejorable trabajando hasta el último día y ha sido el momento en el que ha bajado el ritmo cuando ha sufrido un contratiempo de salud.

Artículo recomendado

Carla Barber, tras las críticas, muestra su embarazo a pocos días de dar a luz posando en ropa interior

Carla Barber, tras las críticas, muestra su embarazo a pocos días de dar a luz posando en ropa interior

Era ella misma quien compartía con sus seguidores su fuerte malestar después de estar disfrutando de una comida en familia: "Me he puesto malísima de pronto. Con malestar, muchísimos vómitos y diarrea", contaba. Carla ha compartido que su padre empezó con los mismos síntomas pero afortunadamente ya se encuentra mucho mejor. "Espero recuperarme igual de rápido y que esto sea un virus como parece".

Carla Barber
Instagram @dr.carlabarber

A punto de dar a luz, el miedo ha invadido a la exmodelo que no dudaba en ponerse en contacto con su ginecólogo que le quitaba hierro al asunto: "Me ha dicho que esté tranquila y no me preocupe". El remedio no es otro que una buena hidratación con agua y suero.

Artículo recomendado

Carla Barber, radiante, celebra una espectacular baby shower en la recta final de su embarazo

Carla Barber, radiante, celebra una espectacular baby shower en la recta final de su embarazo

El secreto mejor guardado

A lo largo de todo el embarazo, Carla Barber ha bautizado a su bebé como 'Little B' pero se mostraba reacia a confirmar el nombre que había elegido para su primer hijo. La médico estética siempre lo ha tenido claro y así se lo confesó a sus seguidores meses antes de quedarse embarazada.

En el caso de que hubiera sido niña se hubiera llamado Bella pero al ser niño recibirá el nombre de Bastian. Un apelativo cargado de personalidad. Se trata de un nombre de origen griego cuyo significado es "el que es venerado y admirado". Lo que por el momento es un misterio es el orden de los apellidos y es que la canaria nunca ha ocultado su deseo de que sus hijos lleven el apellido Barber.