Carla Barber está orgullosa de todos y cada uno de los retoques estéticos que se hecho a lo largo de los últimos añosy que han cambiado por completo su rostro. La doctora, en el ojo del huracán por su noviazgo con Diego Matamoros, compartió esta misma semana el antes y el después de su rostro tras una década de operaciones y retoques generando un enorme un revuelo en las redes sociales. "Crítica sí, escarnio no. Respeto", ha escrito en Instagram muy contundente.

Artículo relacionado

La novia de Diego Matamoros ha concedido una entrevista a TVE donde ha hablado de este asunto y ella misma ha compartido una parte de la misma. "Yo estoy feliz con mis cambios, ¡nunca me he visto mejor!", ha dicho tajante pero sin perder la sonrisa. La doctora, que acaba de cumplir 30 años, ha compartido que recibe duras críticas a diario pero ella no oculta sus retoques y, es más, se dedica profesionalmente a ello. No obstante, ha aclarado: "Solo me he operado la nariz. El resto son todo retoques estéticos, médicos, que es a lo que me dedico".

Guerrera de Paz 💫

Una publicación compartida de Dr. Carla Barber - Antiaging (@dr.carlabarber) el

Carla Barber, lejos de otras famosas que no reconocen sus retoques, defiende todos y cada uno de los cambios de su rostro, muy evidentes, y está convencida de que ha conseguido su mejor versión. Y así ha querido defenderse en esta entrevista: "Todos los días hay una crítica, ya estoy acostumbrada. es mi pan de cada día", ha contado lamentándose, en muchas ocasiones, que la mayoría de estas críticas son por parte de mujeres.

Artículo relacionado

Controversia a un lado, Carla Barber está en un inmejorable momento. En los brazos del hijo de Kiko Matamoros ha encontrado el amor y la ilusión tras su divorcio y ambos están viviendo intensamente su primer verano juntos tras confirmar su noviazgo que va a toda mecha.

Carla Barber
Instagram