Aunque breve, su paso por 'Masterchef Celebrity' ha devuelto a Tamara a la actualidad. La cantante empieza a ver la luz al final del túnel después de confesar todo lo que había sufrido a consecuencia de la pandemia y el consecuente parón laboral. Volcada en sus compromisos profesionales, la andaluza ha concedido una entrevista exclusiva a la revista ¡Hola! en la que ha hecho su confesión más dura.

Madre de cuatro hijos: Leandro, Héctor, Daniela y Valentina, Tamara ha hablado del trastorno que padece uno de ellos, en concreto, Héctor, su hijo pequeño. La artista ha explicado que le fue diagnosticado con autismo con dos años y medio y ahora, con seis, lleva a cabo una terapia semanal y "va creciendo fenomenal".

Artículo recomendado

EXCLUSIVA Canales Rivera lanza una advertencia a Antonio David: "Yo sería incapaz de hacerlo"

EXCLUSIVA Canales Rivera lanza una advertencia a Antonio David: "Yo sería incapaz de hacerlo"
Tamara
Gtres

Tamara ha querido hacerlo público con el objetivo de darle visibilidad a la enfermedad: "El autismo es súper complicado, y muchas más enfermedades raras que pueden aparecer en niños y en mayores. A mi hijo, si le ves ahora, es un torbellino, habla por los codos", contaba con sumo orgullo a dicha publicación.

Pero, ¿cómo le ha afectado esta situación a su familia? Tanto Tamara como su marido lo llevan con buena actitud y con la ayuda de sus hijos mayores que tal y como ella ha confesado "ayudan muchísimo a su hermano". Aunque si hay algo que según la cantante puede con todo es el amor que se tienen: "Habrá momentos maravillosos y momentos muy difíciles, pero hay que estar siempre con una sonrisa, con amor, con cariño y que se nos vea a la pareja que estamos por los hijos".

Artículo recomendado

Adara Molinero, muy nerviosa, se convierte en la expulsada de 'Secret Story': "Me quedo con lo bueno"

Adara Molinero, muy nerviosa, se convierte en la expulsada de 'Secret Story': "Me quedo con lo bueno"

Al margen de su carrera, Tamara se considera una auténtica "madre coraje". Aunque no ha podido disfrutar tanto como le gustaría de sus hijos, admite que ha hecho hasta lo imposible por estar junto a ellos: "Al mes de dar a luz ya estaba con mis hijos trabajando y cuando terminaba, llegaba al hotel, los bañaba, les daba el pecho, los cambiaba… He sido una madre coraje", dice orgullosa.