El histórico discurso que el rey Carlos III de Inglaterra ha pronunciado este viernes 9 de septiembre ha contado con palabras para toda la familia. Empezado por su madre, la difunta Isabel II, el nuevo soberano no ha dejado de agradecer y de mostrar su admiración por la que fue reina de su país durante más de 70 años. "Isabel II ha sido el mayor ejemplo para mí y para toda mi familia. Es una inspiración. Estamos pasando momentos duros.

Artículo recomendado

Las emotivas referencias que el rey Carlos ha hecho a su familia en su histórico discurso

Las emotivas referencias que el rey Carlos ha hecho a su familia en su histórico discurso

Pero ha habido otra gran protagonista en las solemnes palabras de Carlos III. "Ya no me será posible dedicar tanto de mi tiempo y energías a las organizaciones benéficas y los asuntos que me importan tanto. Pero sé que este importante trabajo continuará en las manos de otras personas en las que confío. Este también es un momento de cambio para mi familia", pronunciaba el soberano.

"Cuento con la amorosa ayuda de mi querida esposa, Camilla. En reconocimiento a su leal servicio público desde nuestro matrimonio hace 17 años, se convierte en mi reina consorte. Sé que aportará a las exigencias de su nuevo cargo la firme devoción al deber en la que he llegado a depender tanto, pronunciaba con la tristeza aún reflejada en su rostro pero esperanzado del gran apoyo que siente por parte de su mujer.

Los reyes Carlos y Camilla de Inglaterra a su llegada a Buckingham
Gtres

Camilla siempre ha sido la mujer que Carlos quería. Su fiel apoyo, siempre a su lado, consejera y diestra con la inteligencia emocional que el soberano ha necesitado desde su juventud. Casados desde el 9 de abril de 2005, comienzan una nueva etapa juntos como rey y reina consorte. Un papel para el que Camilla parece que se lleva preparando (en la sombra) durante casi toda su vida.