Las vacaciones de los reyes Felipe y Letizia junto a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, en Palma de Mallorca han estado llena de sorpresas. Más allá de sus actos oficiales, que han sido muy limitados, los miembros de la familia real han realizado algunas salidas por la ciudad en las que se han mostrado muy relajados y sonrientes.

Artículo recomendado

Víctor Elías confiesa el gesto que ha echado en falta por parte de la reina Letizia tras la muerte de su madre

Víctor Elías confiesa el gesto que ha echado en falta por parte de la reina Letizia tras la muerte de su madre

Entre ellas, destaca la ‘noche de chicas’ que protagonizaron las reinas Letizia y Sofía junto a la princesa Leonor y la infanta Sofía ya que, frente a lo que viene siendo habitual, lo hicieron sin estar acompañadas por don Felipe, que ni tan siquiera se encontraba en Palma de Mallorca.

Cabe recordar que el rey ha protagonizado un viaje de estado en las últimas horas a Bogotá (Colombia) para asistir a los actos con motivo de la transmisión del mando presidencial al presidente Gustavo Petro, por lo que se ha tenido que separar de su familia.

Letizia, Leonor, Sofía y reina Sofía
Gtres

No obstante, en Palma todo ha seguido como si nada y ellas han aprovechado para hacer una salida nada habitual y que supone todo un cambio inesperado en su verano, ya que parecía totalmente descartado que doña Letizia y sus hijas realizaran una aparición pública mientras que el rey continuaba con su agenda oficial fuera del país. De hecho, es la primera vez en los últimos años que la consorte disfruta de una salida junto a Leonor y Sofía y sin su marido durante sus vacaciones.

Artículo recomendado

Vestidos y faldas boho: La reina Letizia inspira con sus looks más favorecedores del verano en Palma

Vestidos y faldas boho: La reina Letizia inspira con sus looks más favorecedores del verano en Palma

Este no es el único cambio, aunque sí uno de los más llamativos, que la reina Letizia ha introducido durante su verano en Palma de Mallorca. De hecho, en el ámbito oficial, la casa real decidió trasladar la recepción a la sociedad civil balear desde el palacio de la Almdaina hasta el de Marivent, en donde finalmente tuvo lugar. Además, se optó por celebrar este acto antes de que finalizaran las vacaciones de la familia, por lo que no se ha convertido en su última aparición, sino que también se han dejado fotografiar posteriormente en la ciudad. Todo antes de poner rumbo a sus más que ansiadas vacaciones privadas.