Boris Izaguirre ha vivido unas semanas muy complicadas a nivel personal. El colaborador televisivo pasaba recientemente por quirófano para tratarse un grave problema cardiovascular que desconocía, una operación que afortunadamente salió a pedir de boca. Boris ha retomado su rutina y ha visitado 'Déjate querer', el programa presentado por Toñi Moreno, para sincerarse sobre cómo ha vivido estos últimos acontecimientos y cuál es el importante papel que ha jugado su marido Rubén en toda esta historia. Además, el escritor ha asumido su parte de culpa y ha reconocido todos los errores que ha tenido con él.

Artículo recomendado

Boris Izaguirre recuerda muy angustiado en 'Los miedos de' el incidente que potenció su pánico al fuego

Boris Izaguirre recuerda muy angustiado en 'Los miedos de' el incidente que potenció su pánico al fuego

Con su particular alegría, Boris Izaguirre ha protagonizado una emotiva entrevista con Toñi Moreno en la que ha querido abordar todo lo relacionado sobre su salud. El escritor, fuerte y recuperado, ha hablado abiertamente de su incidente: "He vuelto a nacer. Estoy feliz de estar aquí tras una situación que hemos superado. Me emociona mucho", ha comenzado diciendo.

Boris Izaguirre es consciente de que el contratiempo que ha sufrido es muy grave pero han sabido tratarlo a tiempo. Además, su marido ha estado a su lado de manera incondicional en todo momento: "Yo, en este tiempo, he pensado mucho en Rubén. Yo creo que él lo pasó peor. Yo me enteraba de todo, el humor es la clave de la inteligencia. Yo he aplicado tanto la ironía que por qué no utilizarla en ese momento de mi vida", ha seguido diciendo sacando a relucir la actitud tan positiva con la que se ha enfrentado a esta batalla.

boris izaguirre

Boris Izaguirre entrevistado por Toñi Moreno en 'Déjate querer'.

Telecinco

Artículo recomendado

Boris Izaguirre vuelve a la rutina tras su operación desde el rincón más pintoresco de su casa

Boris Izaguirre vuelve a la rutina tras su operación desde el rincón más pintoresco de su casa

Boris ha reconocido ante Toñi Moreno que ha sufrido algún que otro bajón, algo completamente normal en este tipo de situaciones, y no ha estado acertado con Rubén. Por eso, ha agradecido de corazón toda la paciencia que su marido ha tenido con él: "Hemos estado ahí en la línea. Ahora en este momento que estoy como luchando por mi vida lo pienso. Todo esto es una celebración de nuestros 30 años. Me entristece que lo haya pasado tan mal, no se lo merece de ninguna manera. He sido muy troglodita a veces con mi marido y no concibo haber llegado al punto que esto haya tenido que pasar. Esto nos ha reforzado. Amo mucho a Rubén".

Antes de rematar su intervención, ha querido dar detalles de cómo empezaron todos los síntomas: "Tenía un coágulo en la carótida derecha, estaba obstruida en un 70%. Me di cuenta porque empecé a actuar más raro, me enfocaba y me concentraba pero me iba completamente. Es importante tú te des cuenta de lo que te está pasando, y lo comentes. Veía que la cosa estaba muy extraña y le dije Rubén estoy rarísimo y él me dijo ‘me he dado cuenta de que has metido las dos piernas en la misma pierna del pantalón y has intentado andar y estás en el suelo. Podía haber sido fatídico", ha concluido.