Boris Izaguirre se recupera en el hospital de la delicada operación a la que se ha sometido. El escritor y presentador informaba a través de sus redes sociales que debía pasar por quirófano para descartar "definitivamente cualquier riesgo cardiovascular". Si bien ha lanzado un mensaje tranquilizador y se encuentra muy satisfecho con el resultado, admite que la operación ha revelado que padece "un problema cardiovascular grave" que no esperaban.

Artículo recomendado

Boris Izaguirre obligado a pasar por quirófano por un "problema cardiovascular"

Boris Izaguirre obligado a pasar por quirófano por un "problema cardiovascular"
Boris Izaguirre

Boris Izaguirre reaparece en el hospital tras su delicada operación

Instagram @borisizaguirre

Sonriente, teléfono en mano, sin perder el hilo de la actualidad y todavía con la pulsera del hospital, Boris Izaguirre ha reaparecido en redes sociales dando más detalles sobre los serios problemas de salud que le han llevado a entrar en quirófano. "Hola queridos amigos Estamos bien y sobre todo, aliviados al saber que han descubierto un problema cardiovascular grave que desconocíamos", ha revelado. Boris Izaguirre está contando con el apoyo y los cuidados de su marido Rubén, quien ha permanecido a su lado siguiendo la evolución y los resultados de la intervención con preocupación, pero también con la tranquilidad de saber a qué se están enfrentando.

Artículo recomendado

Boris Izaguirre confiesa sus retoques estéticos: "Me hice la misma operación que la ex de Froilán"

Boris Izaguirre confiesa sus retoques estéticos: "Me hice la misma operación que la ex de Froilán"
Boris Izaguirre

Boris Izaguirre, sonriente y animado desde el hospital

Instagram @borisizaguirre

Tal como ha explicado en el mensaje lanzado en Instagram, la cirugía ha consistido en una "endarterectomia caroridea" que, afortunadamente, ha salido de maravilla. Izaguirre no ha querido dejar pasar la ocasión de agradecer (en su nombre y en el de su marido) al equipo médico que le está tratando en el Hospital Ruber Internacional de Madrid su "atención, compromiso y profesionalidad".

Boris Izaguirre creaba alarma entre sus seguidores con una serie de fotos compartidas desde la habitación de un hospital. Con la vía puesta en el brazo, escribía que iba a pasar "unos días en observación médica" antes de someterse a "endarterectomia caroridea" con la que se iba a descartar "cualquier riesgo cardiovascular". Finalmente, la intervención ha detectado un "problema grave" que tanto el guionista como su marido afrontan con la calma de conocer el nombre de la dolencia, primer paso, para establecer los protocolos y el tratamiento adecuado.