Belén Esteban vivió ayer un día repleto de emociones. La colaboradora cumplió 48 años y se convirtió en la gran protagonista del día. Desde su marido Miguel Marcos hasta Kiko Hernández o Anabel Pantoja, fueron muchos los que tuvieron un detallazo con ella felicitándola con mucho cariño. Además, ayer le tocó acudir a trabajar a ‘Sálvame’, así que pasó esta tarde tan señalada junto a sus compañeros. Eso sí, el programa no terminó del todo bien porque la de Paracuellos del Jarama se desconcertó muchísimo con una broma que le gastaron. Una actriz entró en el plató haciendo creer a Belén que eran amigas y felicitándola, y la colaboradora se sintió fatal por no reconocerla. Hasta que se descubrió el pastel y Belén se quedo a cuadros, sin entender muy bien esta broma. Pero más allá del encuentro con esta desconocida, vivió otro de lo más emotivo. En el día de su cumpleaños, Belén Esteban tuvo la oportunidad de conocer a uno de sus ídolos, Pepe Reina.

Artículo recomendado

Miguel Marcos vuelve a exponerse en público por el 48 cumpleaños de Belén Esteban

Miguel Marcos vuelve a exponerse en público por el 48 cumpleaños de Belén Esteban

Belén Esteban ha presumido en sus redes sociales del momento en el que conoció al portero. La colaboradora ha compartido en Instagram una fotografía en la que aparece muy sonriente junto a Pepe Reina. Belén ha acompañado la imagen de un texto en el que ha escrito “encantada de conocerte”. Su sonrisa es el fiel reflejo de la ilusión que le ha echo encontrarse con el jugador de fútbol, sumando así una nueva foto con uno de sus ídolos.

Belén Esteban con Pepe Reina

Belén Esteban con Pepe Reina.

Instagram @belenestebanmenendez

Porque si hay algo que a Belén Esteban le genera mucha emoción es el hecho de poder conocer a personas a las que admira. Además de con Pepe Reina, la colaboradora ha vivido encuentros que para ella son inolvidables. Belén siente admiración hacia personajes que van desde Rosalía hasta Broncano, y cuando tiene oportunidad presume de haber podido conocerles. Así que ayer no tuvo mejor forma de terminar un cumpleaños durante el que se mostró más contenta y tranquila que nunca.