Si algo caracteriza la vida actual de Belén Esteban es la tranquilidad. La colaboradora de 'Sálvame' cumple 48 años este 9 de noviembre y lo hace con más calma que nunca. Lejos de conflictos y polémicas, Belén vive centrada en su trabajo, en sus negocios y en su familia. En el aire, una segunda boda con Miguel Marcos que no termina de llega y la ilusión por volver a ser madre de nuevo. Eso sí, por el momento y como regalo anticipado, la Esteban ha pedido a la cúpula de 'Sálvame' un detalle muy especial para el día de su cumpleaños. ¿Lo conseguirá?

Artículo recomendado

El mensaje de Belén Esteban a Jesulín y María José Campanario por su hija Julia

El mensaje de Belén Esteban a Jesulín y María José Campanario por su hija Julia

“No quiero un disgusto”. Esto es lo único que ha pedido Belén Esteban a sus directores con motivo de su cumpleaños. La colaboradora de 'Sálvame' quiere pasar el día más tranquilo posible y no quiere que desde su programa le esperen con alguna desagradable sorpresa. Algo que seguro que ni siquiera se les ha pasado por la cabeza. Belén Esteban llega a los 48 años y lo hace en plena forma. Tanto física como profesionalmente. Y también en el amor. Vamos, que lo tiene todo en sus manos.

Feliz al lado de su marido, Miguel Marcos, y centrada en su trabajo en televisión, la colaboradora para por una de sus etapas más tranquilas. Sin polémicas con la familia de su hija -incluso llegaba a enviar un comprensivo mensaje a Jesulín y María José Campanario-, sin enfrentamientos en su programa y con el ojo puesto en sus últimos negocios, la colaboradora se encuentra lejos de lo que fue y está contenta por haberlo logrado.

Belén Esteban Miguel Marcos

Belén Esteban cumple 48 años rodeada de su marido, Miguel y de su hija Andrea

Instagram @belenestebanmenendez

El cuidado de los suyos se ha convertido en una de sus principales preocupaciones. Estar junto a su madre, su hija y su marido es lo único que ahora mismo desea. ¿Cerrará los 48 con una nueva boda o la noticia de un nuevo embarazo? La colaboradora no ha escondido en ningún momento que le encantaría ser madre por segunda vez y que planea casarse por la iglesia con Miguel. Una boda mucho más íntima que la primera, tan solo con los amigos y familiares, tal y como ella misma ha contado, pero para la que la pareja ha depositado todas sus ganas.